Gobierno afina proyecto sobre aporte electrico a comunidades

23/07/2009

Con su redacción y detalles listos, y esperando el momento “más oportuno” para enviarlo al Parlamento para su discusión, está el proyecto de ley anunciado en enero por la Presidenta Michelle Bachelet, que impondrá un cobro en dinero a las empresas que pretendan instalar proyectos de generación eléctrica en cualquier zona del país.

Así lo señaló el ministro de Energía, Marcelo Tokman, quien indicó que la autoridad espera ingresar la iniciativa al Parlamento en el corto plazo, y a más tardar antes que finalice el segundo semestre de este año.

La iniciativa, lanzada por Bachelet ante los principales empresarios y ejecutivos del sector energético en enero pasado, contempla el establecimiento de un cobro por “megawatt instalado” para los proyectos de generación -el que será devuelto a las empresas mediante el establecimiento de un crédito fiscal-, cuyos fondos irán directamente a las comunidades como forma de mitigar los impactos que estos podrían provocar en la población.

“El proyecto ayudará a contribuir al desarrollo de la comuna en que se encuentran, mediante el pago de una cierta cantidad de dinero por cada megawatt (MW) instalado, e irá en beneficio de la municipalidad donde se efectué la inversión”, dijo la Presidenta en su oportunidad.

En este sentido, y a siete meses del anuncio, Tokman indicó que “el proyecto está listo en términos de la discusión interna, por lo cual ya está redactado, y lo que estamos viendo es cuál es el momento más oportuno para ingresarlo, y eso depende obviamente de los otros proyectos y las otras urgencias que tiene la agenda legislativa. Durante el segundo semestre se va a ingresar sin duda”.

Jessica Marticorena

En el último año grandes actores de la industria eléctrica mundial se interesaron por entrar al mercado de generación eléctrica, motivados por altos precios y el crecimiento esperado de la demanda. Exploraron oportunidades, sus principales ejecutivos viajaron a Chile, se reunieron con autoridades, sostuvieron encuentros con representantes del sector privado y posibles proveedores. Sin embargo, desistieron de sus planes.

Este es el caso de la canadiense Atco, la estadounidense Duke Energy y la australiana Transfield, que estuvieron en 2008 y este año evaluando oportunidades de inversión. Otras firmas que también miraron Chile fueron la australiana Petratherm y la estadounidense American Electric Power. En la industria mencionan que “además vinieron colombianas y españolas”. Gerentes de empresas proveedoras que participaron en los encuentros con esos grupos explican que “para muchas de esas empresas entrar a Chile era estratégico y en otros casos, un vehículo para establecerse en la región”.

Sin embargo, esos mismos ejecutivos agregan que una de las principales razones que explicó el desencanto fue el tema ambiental. “Cada vez es más frecuente que cuando inversionistas extranjeros que quieren venir a instalarse en Chile conocen la realidad ambiental y a lo que se enfrentan, surja de inmediato un desencanto que termina por abortar sus intenciones”, dice un ejecutivo del sector eléctrico nacional. Otro gerente de una generadora agrega que “ya es difícil para los que estamos en el mercado y conocemos cómo funciona, pero es más complicado para quienes quieren entrar a competir y no están familiarizados con todas las complejidades del mercado”.

Ejecutivos de la industria detallan que las firmas internacionales mostraron preocupación por la lentidud en la tramitación ambiental, la judicialización de los procesos y las nuevas normativas de protección a los pueblos indígenas y bosque nativo (ver recuadro).

“Hay inquietud, porque el tema ambiental se judicializa, incorpora variables que dejan espacio a la subjetividad y complejizan los proyectos”, dice Ramón Galaz, director de la consultora EcofysValgesta, al referirse al fallo de la Corte Suprema que suspendió las obras de la central Campiche.

Además del factor ambiental, hay otros elementos que desalentaron a los players extranjeros. En el caso de Duke pesó un tema estratégico. Si bien estuvo hasta la última fase del proceso de licitación eléctrica para abastecer a Codelco, al final desistió. No querían aumentar su exposición en centrales a carbón para no tener complicaciones con el gobierno de EE.UU. En ese proceso hay otros extranjeros participando que ya tienen presencia en Chile, como Suez y la brasileña MPX. El ganador de la licitación de Codelco se conocerá en los próximos días.

Ramón Galaz comenta que también han influido los cambios en el mercado. “El suministro de energía para el largo plazo está vendido a los actuales generadores. Eso implica que queda menos espacio para el inversionista que quiera entrar”, indica Galaz.

“El mercado eléctrico chileno ha cambiado. Está maduro, con generadores cada vez más consolidados y con las dificultades propias de una industria madura, como son los conflictos ambientales”, agrega Francisco Aguirre, de Electroconsultores.

Fuente:

Presencia de Aguamarket en Países como:

Chile Argentina Bolivia Colombia Costa Rica Cuba Ecuador El Salvador España Guatemala Honduras Mexico Nicaragua Panama Paraguay Perú Puerto Rico Republica Dominicana Uruguay Venezuela Brasil Estados Unidos Canada Andorra Belice