Vecinos de Colina enfrentan a sanitaria por la construccion de una planta de aguas servidas

24/09/2009

 La construcción de una planta de tratamiento de aguas servidas a metros de sus viviendas tiene a los habitantes del sector Lo Pinto-Las Garzas, en Colina, en un estado de alerta general. Servicomunal, a cargo del proyecto de 11 millones de dólares, es la empresa sanitaria que está en el ojo del huracán vecinal.

En el mismo predio donde se proyecta ubicar la planta, los vecinos le reclamaron directamente al gerente de proyectos de la sanitaria, Carlos Arancibia, por el emplazamiento: temen que pueda convertirse en una nueva emergencia ambiental como la sucedida con La Farfana en 2004, cuando una falla en el procesamiento de lodos provocó la emanación de malos olores y una invasión de moscas.

"¡Te gustaría tener caca en el patio de tu casa!", le gritaron los vecinos al ejecutivo.

Junto a un grupo de escolares procedentes de colegios que se encuentran en la zona, los residentes pidieron a las autoridades de Santiago el rechazo del proyecto, actualmente en trámite en la Corema Metropolitana bajo una Declaración de Impacto Ambiental (DIA). Argumentan que la planta afectará a más de 1.500 viviendas (hay unos 35 condominios), más de 2 mil habitantes del sector y cientos de estudiantes de los cuatro establecimientos educacionales.

No sólo los vecinos presentaron su oposición, sino que también los alcaldes de Colina y Lampa, Mario Olavarría y Graciela Ortúzar, junto a sus respectivos concejos municipales, así como los parlamentarios Patricio Melero (UDI), Gabriel Silber (DC) y Guido Girardi (PPD), quienes también rechazan la instalación de la planta.

Carlos Arancibia, de Servicomunal, respondió que el proyecto busca sanear las aguas contaminadas de Colina y devolverlas purificadas al estero. Descartó de plano la recurrencia de algún desastre como el de La Farfana, pues los lodos serán acopiados y retirados en containeres fuera de la planta.

Y mientras el ejecutivo explicaba, varios propietarios contaban su propio drama. Uno de ellos, Gastón Arrabal, describía su "pesadilla". "Compré el terreno y construí mi casa. Invertí 7 mil UF -unos 160 millones de pesos- para vivir con mi padre, mi esposa y mis dos hijos. Pero nadie me dijo de este proyecto, no estaba en el plano regulador", dijo.

Al lugar llegaron funcionarios técnicos de diversos ministerios para alzar los informes de rigor, y así continuar una historia que ayer escribió su primer, pero no último capítulo.

Solución a conflicto: un ducto a La Farfana de Maipú

La alcaldesa de Lampa, Graciela Ortúzar, comuna contigua también afectada por el conflicto, expresó que la mejor solución al problema es emplazar la planta en un sector industrial de Colina, sin viviendas y predios agrícolas, y que tenga un ducto intersectado en Quilicura para descargar las aguas finalmente en la planta La Farfana, de Aguas Andinas en Maipú.

Dijo que dicha sanitaria atiende a un millón 500 mil clientes de Santiago, de forma que 100 mil más no significan mayor problema.

Constanza Falcón, de la Agrupación de Vecinos de Colina, concuerda y afirma que el gerente general de Aguas Andinas, Felipe Larraín, les ha indicado que La Farfana tiene capacidad en caso de decidirse el envío de descargas desde la zona norte de Santiago.

Fuente: "El Mercurio"

Fuente:

Presencia de Aguamarket en Países como:

Chile Argentina Bolivia Colombia Costa Rica Cuba Ecuador El Salvador España Guatemala Honduras Mexico Nicaragua Panama Paraguay Perú Puerto Rico Republica Dominicana Uruguay Venezuela Brasil Estados Unidos Canada Andorra Belice