Alertan que geotermia pone en peligro geiseres del Tatio tal como ocurrio en Nueva Zelandia

28/09/2009

Expertos de la Fundación Chile sostienen que se deben tomar resguardos con esos lugares y crear una mesa de trabajo para evitar daños como lo que ocurrió en ese país, en que desapareció un géiser tras la instalación de una planta geotérmica. Sector turístico prepara manifestaciones y el alcalde de Calama anunció acciones legales.

La columna de 60metros de vapor y agua que surgió desde el proyecto de prospección geotérmica del Tatío, por parte de la empresa Geotérmica del Norte en la Quebrada Zoquete, a 100 kilómetros de San Pedro de Atacama, pusieron en alerta a expertos y autoridades sobre los posibles efectos que podría haber en esa frágil área de géiseres, tal como sucedió en Nueva Zelandia y Estados Unidos.

Oscar Guillermo Garretón, presidente de la Fundación Chile (entidad que trabaja en proyectos de energías sustentables), plantea que en “la historia está llena de géiseres destruidos y por acción del hombre en particular”. Cuenta que un caso concreto ocurrió en Nueva Zelandia, en 1958, donde dejó de existir formación de Waikei, también debido a una instalación geotérmica.

En ese lugar, luego de las perforaciones realizadas en terrenos aledaños, bajaron los niveles de agua y temperaturas, por lo que esos géiseres desaparecieron. “En esos países ahora hay fuertes planes de conservación de estas zonas tan frágiles”, dice Ana María Ruz, directora del programa de energía de la fundación.

Garretón también cita otros casos en el parque Yellowstone, donde las formaciones más grandes desaparecieron por la instalación de plantas geotérmicas. Los géiseres Beowave y Steamboat Springs, en el estado de Nevada, corrieron la misma suerte.

“El caso que hemos visto en Chile puede comprometer el desarrollo de las energías renovables en el país. Hay que hacer las cosas bien”, añade Garretón, por lo que propone que se forme una mesa de trabajo conformada por expertos.

Informes

El ministro de Minería, Santiago González, dijo que la firma responsable de las obras “no ha respondido con la celeridad, y estamos hablando de una de las empresas de mayor envergadura de exploración geotérmica en el mundo. Por lo tanto, no podemos aceptar que a más de una semana de producido el evento, todavía no haya una solución real para controlar esa situación”, dijo.

La empresa Geotérmica del Norte cesó sus labores por 15 días y aún monitorea el caso con un equipo técnico, pues aún hay emanaciones en la zona del pozo 10. La Tercera, intentó obtener una versión de la empresa, pero ésta no opinó sobre el tema.

Mientras, el intendente de la II Región, Cristián Rodríguez, sostiene que hay preocupación por la fumarola, por lo que pidió informes a organismos como la Dirección de Aguas, la Superintendencia de Electricidad y Combustibles, el SAG, Conaf y Sernatur. “El gobierno regional actuó con rapidez para evitar efectos negativos. Se decidió paralizar las faenas de la empresa y ellos deberán informar en una semana sobre qué pasó”, dijo la autoridad. Añadió que uno de los incumplimientos de la firma fue que no contaban con equipos adecuados para mitigar los efectos de estas emanaciones, por lo que Bomberos debió acudir cuando ocurrió la emergencia el 17 de septiembre pasado.

El hecho generó la preocupación de las autoridades locales y la comunidad aledaña al proyecto. El alcalde de Calama, Esteban Velásquez, anunció que en los próximos días se presentará un recurso de protección para detener las obras que se iniciaron en febrero. Agregó que la empresa no ha cumplido con el monitoreo de las faenas. “Hacemos un llamado para que se paralice definitivamente”, dijo.

Añadió que la zona de el Tatío no se cerrará al turismo, sino que se evaluará que suceda con los trabajos. Sostuvo que “ha habido una intervención brutal en el lugar, no tan sólo por la gran fumarola, sino por la maquinaria pesada que transita, las instalaciones que han puesto y el ruido ensordecedor que emite. Es un daño tremendo y la propia empresa turística sabe que esto es perjudicial”.

El turismo local ha planteado que debido a estos hechos se verán perjudicados. El Sernatur elabora un informe sobre los posibles efectos que tendrían esas emanaciones: “No estamos en contra de las energías alternativas, pero hay que atenerse a los estudios de impacto ambiental que deben hacerse con la mayor seguridad posible”, aseguró el director de Sernatur, Oscar Santelices, quien estima que no hay que apresurarse a decretar un eventual cierre sin el informe final.

Fuente: "La Tercera"

Fuente:

Presencia de Aguamarket en Países como:

Chile Argentina Bolivia Colombia Costa Rica Cuba Ecuador El Salvador España Guatemala Honduras Mexico Nicaragua Panama Paraguay Perú Puerto Rico Republica Dominicana Uruguay Venezuela Brasil Estados Unidos Canada Andorra Belice