Temporada turistica en el sur se extendera por menos lluvias durante los meses de verano

15/11/2009

Veraneantes podrán recuperarse de los cambios de fecha a que obligará la segunda vuelta presidencial a mediados de enero.

Las lluvias primaverales que se han dejado caer en las últimas semanas en las regiones de La Araucanía, Los Ríos y Los Lagos no son un mal presagio para el verano y el sector turístico de esta zona. Gracias al fenómeno climático de "El Niño", la temporada estival que se aproxima se prevé más seca, con 10% menos de precipitaciones que lo normal.

Los empresarios turísticos están conscientes de que las menores probabilidades de lluvias permitirán acoger visitantes más allá de febrero. Ya saben de los beneficios que acarrea una temporada con menos precipitaciones, pues en la pasada hubo 50% menos lluvias que lo normal, con lo cual tuvieron turistas nacionales, incluso, hasta el mes de abril.

De los 5 millones de chilenos que se movilizan por el país en verano, esta región de lagos, volcanes, bosques, ríos y fina gastronomía concentra el 20% de los viajeros, después de Valparaíso-Viña del Mar, que se lleva el 30% del total.

Lo auspicioso de la temporada permitirá ahuyentar un temor que, por estos días, inquieta a los empresarios turísticos: los efectos para el sector de la segunda vuelta presidencial.

Ellos estiman que el balotaje del 17 de enero -lo único cierto de los pronósticos eleccionarios- hará que muchos se queden en sus casas, retrasando el inicio del período de mayor demanda, que se da a partir del 5 de enero. "El buen tiempo va a ayudar a reponerse de una eventual baja en la primera quincena de enero por el tema político", afirmó Jorge Quezada, presidente de la Cámara de Turismo de Pucón, en donde ya alistan las 7 mil camas disponibles en este balneario en el lago Villarrica.

Con él concuerda Felipe Figueroa, presidente de la Cámara de Turismo de Valdivia, en Los Ríos. "Si el verano viene seco, vamos a atraer más turistas", afirmó. En esta zona, marcada por la historia fundacional española, sólo las 44 empresas socias de la entidad gremial el 69% de ellas microempresas generaron $350 millones durante la temporada estival de 2009.

En Puerto Varas, donde el lago Llanquihue es el imán para los turistas, también aplauden el pronóstico de menos lluvias. "El año pasado la primavera fue de mucho sol, pero ahora, por ejemplo, llovió todo octubre y en noviembre ha llovido casi todos los días. Un verano seco va a reactivar la venta", expresó Paula Torrejón, gerenta de la Corporación de Turismo local, donde hay 3 mil camas disponibles.

"El buen tiempo provoca un efecto positivo en todo el sector turismo. Si no llueve podemos extender la temporada, como ocurrió en el verano pasado", afirmó Cecilia Parada, presidenta de la Corporación de Turismo de Frutillar, donde la ausencia de precipitaciones atrae fuera del período de alta demanda a la población del vecino Puerto Montt.

Efecto "El Niño"

El fenómeno de "El Niño", que se manifiesta por un calentamiento anormal de las aguas en el Pacífico Ecuatorial y un debilitamiento de los vientos alisios, se mantuvo moderado desde julio a principios de octubre, pero a contar de ese mes se intensificó. "Ello aumenta la posibilidad de que el verano esté marcado por la presencia de este fenómeno, y sería muy anómalo que de aquí al verano se acabe", explicó Patricio Aceituno, climatólogo de la U. de Chile.

Esta condición genera que en época estival desde La Araucanía a Los Lagos se presenten condiciones más secas que lo normal. "Hay menos precipitaciones de verano. Desde el punto de vista del turismo es bueno que haya 'Niño' para esa zona, porque indica que hay una probabilidad mayor de estar con buen tiempo".

Fuente: "El Mercurio"

Fuente:

Presencia de Aguamarket en Países como:

Chile Argentina Bolivia Colombia Costa Rica Cuba Ecuador El Salvador España Guatemala Honduras Mexico Nicaragua Panama Paraguay Perú Puerto Rico Republica Dominicana Uruguay Venezuela Brasil Estados Unidos Canada Andorra Belice