Conflicto por alto costo del agua en Costa Cachagua llega a la justicia

20/12/2009

En la factura de octubre, el valor promedio del m {+3} subió de $1.037 a $1.699.

Las cuentas de agua potable de los propietarios de Costa Cachagua registraron un alza de 53% durante octubre. Así, en las facturas el valor promedio del m {+3} subió de $1.037, que es la tarifa que cobra Esval en la zona, a $1.699. Esto significa, por ejemplo, que el costo de una ducha en verano (0,35 m {+3} ) sube de $363 a $595.

Por esta razón, 200 residentes presentaron un recurso de protección -el que fue acogido- contra la Inmobiliaria El Golf de Zapallar, cuyos principales dueños son la familia Eblen, Santiago Cummins y Humberto del Río.

Según los copropietarios, el problema es que una parte del proyecto está fuera del área de concesión de Esval.

"Esto habría hecho que la inmobiliaria llegara a un arreglo con la sanitaria para que ésta le venda el agua en un punto único, en vez de llevarla a cada casa", explica uno de ellos. A su juicio, esto perjudica a los residentes, quienes en su calidad de privados deben, según ratifica la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS), pagar en sus gastos comunes la impulsión y mantención de redes, lo que representa, en promedio, $622 por m {+3} .

La molestia de los vecinos también se debe a que la factura del agua la emite Eaplit -Empresa de Agua Potable del Litoral-, propiedad de la inmobiliaria, y en ésta no se desglosan los cobros.

Gerardo Domínguez, gerente general de Inmobiliaria El Golf de Zapallar, argumenta que el alza en las cuentas no es porque se esté cobrando una tarifa mayor a la de Esval, sino a que la factura incluye justamente el costo del bombeo del agua desde el medidor matriz -ubicado en el Camino a Catapilco- hasta cada casa.

Esval y la SISS coinciden con la inmobiliaria. "En los condominios privados, el punto de entrega del agua es el deslinde de la propiedad. Ahí se instala un medidor matriz", cuenta Francisco Ottone, gerente de planificación y estudios de Esval. Aseguró que esto sería así aunque todo Costa Cachagua estuviera dentro del área de concesión.

A pesar de lo que dice la ley, la inmobiliaria asumió el costo de este servicio entre octubre de 2008 -mes en el que se sumó a Esval- y octubre de 2009. "Llegó un momento en el que no podíamos seguir regalando el costo de mover el agua", dice Domínguez.

El tema que queda pendiente es la factura. "Si bien no hay riesgo, ya que la inmobiliaria no puede alterar la tarifa de Esval, hay un problema de transparencia", explica Analya Morán, jefa de tarifas de la Superintendencia.

Fuente: "El Mercurio"

Fuente:

Presencia de Aguamarket en Países como:

Chile Argentina Bolivia Colombia Costa Rica Cuba Ecuador El Salvador España Guatemala Honduras Mexico Nicaragua Panama Paraguay Perú Puerto Rico Republica Dominicana Uruguay Venezuela Brasil Estados Unidos Canada Andorra Belice