Mapocho navegable o torrente precordillerano

19/04/2010
¿Mapocho navegable o torrente precordillerano?

La mayoría de los santiaguinos aprueba el proyecto del Mapocho navegable, según la encuesta El Mercurio-Opina. Ingenieros, arquitectos y urbanistas profundizan con "Artes y Letras" en la factibilidad de esta iniciativa, que reflotó el Presidente Piñera hace unos días.  

Un 61,6% de los santiaguinos respondió hace unos días estar de acuerdo con el proyecto del Mapocho navegable, según la encuesta El Mercurio-Opina (ver recuadro). La imagen de un río con lagunas y botes, deportes acuáticos y agua transparente concitó la ensoñación colectiva. Los hechos, sin embargo, a veces, distan mucho del deseo. Varios advierten que este proyecto conlleva serios riesgos para la ciudad y contempla sistemas imposibles de implementar en un torrente. Y atenta contra su esencia geográfica.

Les preguntamos a expertos sobre la factibilidad de transformar este torrente precordillerano. Si es viable llevar a cabo este proyecto, que transformaría el Mapocho en una suerte de estanques recreativos-navegables, lo que implica instala(de acuerdo a la última innovación del proyecto) 36 esclusas para conformar 36 lagunas, desde Lo Barnechea hasta la comuna de Lo Prado. Y si fuera posible, ¿se justifica realmente?

El proyecto no deja a nadie indiferente: toca profundamente nuestro patrimonio geográfico y urbanístico-cultural, con repercusiones económicas y sociales. Y, por cierto, de seguridad.

 "Su caudal tiene variaciones dramáticas: en un año puede cambiar de 3 a 800 metros cúbicos por segundo"Bernardo Domínguez, ingeniero hidráulico:

"Conviene distinguir entre un proyecto que limpia las aguas del Mapocho y lo recupera como un curso de agua amigable con la ciudad, de otro que, con la idea de hacerlo navegable, instala en él una gran cantidad de grandes compuertas colapsables", parte afirmando el ingeniero hidráulico y profesor titular de la UC, Bernardo Domínguez. "El primero es, a todas luces un proyecto muy positivo y conveniente de impulsar. El segundo, que busca transformar al Mapocho en una serie de estanques artificiales escalonados de formas desproporcionadas, implicaría destruir su esencia, ya que dejaría de ser un curso de agua".

Según el ex decano de Ingeniería, "para que el Mapocho sea navegable sería necesario convertir el torrente que actualmente es, en un río, lo que es prácticamente imposible".

" El Mapocho en su régimen natural, nunca soportará la navegación, ya que tiene las características clásicas de un torrente: alta velocidad del flujo, aguas turbulentas y de baja profundidad y, sobre todo, una gran pendiente . Pero tiene también otros rasgos que hacen prácticamente inviable su transformación en navegable: enormes variaciones de caudales en las distintas épocas del año, gran acarreo de sedimentos finos cuando se producen los deshielos, y transporte de rocas y piedras de dimensiones que pueden ser muy considerables en las grandes crecidas invernales", precisa Domínguez.

"Por ejemplo, el Mapocho, a la altura de Vitacura, trae muy poca agua en verano (2 a 3 m³ por segundo). Sin embargo, el caudal aumenta considerablemente en la época de los grandes derretimientos de nieve de fines de primavera (60 a 70 m³ por segundo ). Y puede llegar hasta 800 m³ por segundo en crecidas excepcionales de invierno, como las de 1982 y 1983

Fuente:

Presencia de Aguamarket en Países como:

Chile Argentina Bolivia Colombia Costa Rica Cuba Ecuador El Salvador España Guatemala Honduras Mexico Nicaragua Panama Paraguay Perú Puerto Rico Republica Dominicana Uruguay Venezuela Brasil Estados Unidos Canada Andorra Belice