Obama y Cameron logran limar asperezas por la crisis miediambiental del Golfo y acuerdan presionar a BP

14/06/2010
Mandatarios hablaron 30 minutos por teléfono ayer:
Obama y Cameron logran limar asperezas por la crisis medioambiental del Golfo y acuerdan presionar a BP

Disipando la dura retórica que usó Washington contra la petrolera, dijeron que no hay "sentimientos nacionales". El Premier aseguró que British Petroleum debe continuar con planes "apropiados y convenientes" para controlar el derrame.  
 
El Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, sostuvo ayer una conversación telefónica con el Premier del Reino Unido, David Cameron, a quien aseguró que las críticas expresadas contra la petrolera británica British Petroleum (BP) por el derrame de crudo en el Golfo de México no tienen que ver con "sentimientos nacionales".
Con esta declaración, Obama intentó disipar cualquier tipo de tensiones existentes con Londres, luego que en la última semana la Casa Blanca ocupara una dura retórica contra el actuar de BP, tras la explosión del 20 de abril de una plataforma petrolera de la firma británica.
El incidente causó 11 muertos y llevó a que fluyeran diariamente 40 mil barriles de petróleo al mar ante las costas estadounidenses, convirtiéndose en la peor catástrofe ambiental en Estados Unidos.
Poco después de las críticas, las acciones de la compañía británica se desplomaron. Fue entonces que el Reino Unido acusó a Estados Unidos de implementar una retórica "antibritánica".
"Catástrofe"

En la conversación de ayer, Cameron destacó que lamenta "la catástrofe humana y ecológica que aún perdura", y se mostró de acuerdo con Obama en que BP debe continuar tomando todas las medidas que sean "apropiadas y convenientes" para controlar el vertido de petróleo.
Sin embargo, los relatos que Washington y Londres ofrecieron de la conversación mostraron algunas diferencias.
Por ejemplo, el gobierno británico deslizó que Obama le advirtió a Cameron que buscará que BP responda a los "cientos de miles" de reclamos de damnificados en su contra. Según la versión británica, Obama le dijo que buscará que "una compañía rica" como la BP se haga cargo de los gastos y los daños que el derrame está ocasionando en el medio ambiente y la economía de las zonas costeras en el Golfo. Obama ya había advertido días atrás a BP que no tolerará que la petrolera británica "cuente las moneditas" cuando se trate de pagar a los damnificados, y le aseguró que espera que compense "hasta el último centavo" de los daños.
En los últimos días, el gobierno estadounidense ha demostrado que se le está acabando la paciencia con el desastre del Golfo. Ayer se difundió una carta en la que el gobierno federal indicó a los directivos de BP que deben "acelerar el proceso y encontrar la manera de mejorar sus métodos" en las próximas 48 horas.
El contraalmirante de la Guardia Costera, James A. Watson, envió el viernes esa misiva a los funcionarios de BP expresando su frustración por las tareas de contención y limpieza en general. "Reconociendo la complejidad de este desafío, no se deben escatimar esfuerzos para acelerar el proceso", escribió Watson en su carta dirigida a Doug Suttles, jefe de operaciones de BP.
Medidas de contención

BP ha intentado en múltiples ocasiones contener la fuga. La última campana instalada en el pozo averiado atrapa unos 650.000 galones diarios de crudo (2,46 millones de litros), aunque grandes cantidades siguen escapándose al lecho oceánico.
La Guardia Costera envió inicialmente una carta el miércoles a BP pidiendo más detalles sobre su plan para contener la fuga. BP respondió indicando que un nuevo sistema para atrapar el crudo que escapa del pozo averiado debería quedar completo para mediados de julio.
Los funcionarios de BP dijeron ayer que el nuevo sistema resistirá mejor la fuerza de un huracán y podría capturar casi 11 millones de litros (2,9 millones de galones) de crudo diarios cuando funcione a pleno rendimiento, consignó la Associated Press.
No obstante, Watson dijo estar preocupado porque el plan de BP no utiliza al máximo los recursos "o no recurre al pleno uso de los recursos de respaldo" en el caso de que fallen los equipos o surjan otros problemas.
GIRA
David Cameron realizará su primera visita a Estados Unidos como Premier británico el 20 de julio.

Fuente: El Mercurio

Fuente: El Mercurio

Presencia de Aguamarket en Países como:

Chile Argentina Bolivia Colombia Costa Rica Cuba Ecuador El Salvador España Guatemala Honduras Mexico Nicaragua Panama Paraguay Perú Puerto Rico Republica Dominicana Uruguay Venezuela Brasil Estados Unidos Canada Andorra Belice