gobierno elevara estandares medioambientales para nuevas centrales termoelectricas

30/08/2010
Gobierno elevará estándares medioambientales para nuevas centrales termoeléctricas


En línea con la decisión adoptada de cancelar la central termoeléctrica Barrancones-Punta Choros, el Gobierno impulsará un conjunto de acciones destinadas a configurar la autosuficiencia energética chilena, pero con nuevas exigencias de estándares medioambientales.

El propósito es establecer una norma de rigurosidad medioambiental para las nuevas termoeléctricas. Ésta incorporaría la tecnología "hipercrítica", la que permitiría superar el estándar europeo.

La nueva tecnología consiste en que las calderas de estas unidades térmicas queman el carbón a una temperatura más alta, con lo cual alcanzan una mayor eficiencia, reduciendo sustancialmente las emisiones. De esta forma, con una misma cantidad de combustible, y por ende, de emisiones, se genera más energía.

Actualmente, existen otros 11 proyectos termoeléctricos que están en distintas etapas de desarrollo. Aparentemente, la política del Ejecutivo será mejorar las normas de emisión ante la evidencia de que por bastante tiempo, al menos, Chile requerirá provisión de energía de plantas termoeléctricas a carbón o petróleo. Esto, porque las centrales hídricas, de energía limpia y de menor costo, ofrecen el riesgo -si se adoptan como solución muy dominante- de estar afectas en el valle central a los ciclos de años secos y lluviosos, con una capacidad de almacenamiento de agua todavía limitada.

De ahí la importancia, para el Gobierno, de que se apruebe finalmente el proyecto de HidroAysén, no sometido a estas restricciones pluviales. En este aspecto, la autoridad pretende no dilatar las decisiones de las termoeléctricas -como sucedió con el proyecto Barrancones-Punta Choros, que pudo resolverse el año pasado por sí o por no-, sino mejorar sus estándares.

Plantas piloto

Una segunda línea de acción será impulsar la construcción, en el menor plazo posible, de cuatro plantas piloto con tecnología de punta, para experimentar nuevas aplicaciones de energías autosustentables. Esta iniciativa contempla la construcción de una unidad solar, una eólica, una mareomotriz y, finalmente, una geotérmica.

La decisión forma parte del propósito de aprendizaje acerca de las nuevas tecnologías y de obligarse a estar al día en sus últimas aplicaciones.

Para estas plantas y la consiguiente innovación de punta, el propio Presidente Piñera ha pedido en sus visitas internacionales la colaboración extranjera, temas que ha conversado, entre otros, con los presidentes Sarkozy y Rodríguez Zapatero, en cuyos países existen experiencias relevantes, por ejemplo, en energía de las mareas, potencialmente muy ricas en Chile.

En Escocia e Irlanda, las energías autosustentables están evolucionando fuertemente y Piñera aprovechará su visita a la Asamblea de Naciones Unidas, a fines de septiembre, para desplazarse de allí a California, donde se entrevistará con el gobernador Schwarzenegger y los dos candidatos, republicano y demócrata, que aspiran a sucederlo.

Todo lo anterior, vinculado a la visita que hará a una planta de última generación de energía solar en el Desierto de Mojave, que logra más energía con menos superficie (el gran defecto atribuido a las plantas solares), pero que además agrega la ventaja de acumular energía. Esto último, para el caso chileno resulta vital para la permanencia y sustentabilidad del modelo en la zona norte, no conectado al sistema de transmisión central.

En la misma visita a California, Piñera dictará una conferencia en la Universidad de Stanford, donde ha sido invitado, entre otros, por la ex Secretaria de Estado norteamericana Condoleeza Rice.

Asimismo, Chile está desplegando contactos internacionales para ser miembro de la Comisión de Energía Atómica por su interés en proyectar, al futuro, la producción de energía de esta procedencia.

¿Y GDF Suez?

Aparentemente, GDF Suez no persistirá en rediseñar en otra instalación más al norte el proyecto desechado de Barrancones-Punta Choros. En el Gobierno, sin embargo, tienen otra percepción.

Aseguran en La Moneda que la francesa accedió al pedido del Gobierno de desechar por acuerdo la central, básicamente también por estimación de daño interno a su imagen. La repulsa a la central instalada al lado de un santuario natural de tanta importancia pudo dañar irreparablemente la imagen de una de las principales empresas de energía mundial.

Creen en el Gobierno que GDF Suez, al contrario, aprovechará el estudio ya realizado y aprobado técnicamente, en los aspectos de temperatura y devolución del agua, para instalar el proyecto más al norte. Esto, sin consecuencias medioambientales, y limitándose entonces al estudio de los ductos de aguas y naturaleza de las emisiones.

REDISEÑO

GDF Suez no persistiría en rediseñar más al norte el proyecto desechado de Barrancones.
Piñera volverá a visitar Punta Choros

El jueves, el mismo día que comunicó que había llegado a un acuerdo con la empresa termoeléctrica para no construir la central Barrancones, el Presidente Piñera le comentó a su entorno más cercano su deseo de viajar a Punta Choros.

Así, se espera que salga de Santiago cerca de las 10 de la mañana hacia el norte y que regrese pasada la hora de almuerzo.

Todo esto en medio de críticas de la Concertación. La presidente del PPD, Carolina Tohá, si bien celebró que no se construya en esa zona la termoeléctrica, manifestó: "más eficiente habría sido que la institución a cargo de la evaluación del proyecto no lo hubiera aprobado en vez de esperar que, al día siguiente el Presidente, mediante un telefonazo, revirtiera la situación".

Mientras el diputado DC Gabriel Ascencio sostuvo: "la verdadera razón del cambio de actitud del Presidente responde al más descarado tráfico de influencias".

Fuente: El Mercurio

Presencia de Aguamarket en Países como:

Chile Argentina Bolivia Colombia Costa Rica Cuba Ecuador El Salvador España Guatemala Honduras Mexico Nicaragua Panama Paraguay Perú Puerto Rico Republica Dominicana Uruguay Venezuela Brasil Estados Unidos Canada Andorra Belice