Obama apunta a la construccion de obras publicas para combatir la implacable tasa de desempleo

07/09/2010

Obama apunta a la construcción de obras públicas para combatir la implacable tasa de desempleo

El Presidente Barack Obama eligió el Día del Trabajo estadounidense para anunciar un millonario plan de inversión en obras públicas, con el que espera combatir el 9,6% de desempleo, uno de los indicadores económicos más "obstinados" de EE.UU. y el más doloroso para los ciudadanos, que ven con decepción que su situación no mejora.

La fecha no fue sólo simbólica, por la difícil situación de los más de dos millones de cesantes. También, porque es considerada el inicio efectivo de la campaña para las elecciones legislativas del 2 de noviembre (las midterm ), cuando se pronostica una dura derrota de su Partido Demócrata. Es que el disgusto de los electores por la gestión económica se ha traducido en una caída en la popularidad del Presidente y en la desconfianza en sus representantes en el Congreso, a quienes culpan de preocuparse demasiado de los "peces gordos" -como el paquete de estímulo a los bancos- y muy poco del ciudadano común y corriente.

El programa considera invertir US$ 50 mil millones en carreretas, líneas férreas y aeropuertos, en un plazo de 6 años. El Presidente dijo que su propuesta busca apuntalar la infraestructura local y generar puestos de trabajo, aunque reconoció que no creará empleos "inmediatamente".

"Es un plan que afirma que, incluso, después de la peor recesión de nuestro tiempo, EE.UU. puede moldear su propio destino", dijo el Mandatario en un acto de trabajadores en Milwaukee (Wisconsin).

El Presidente destacó que el objetivo no es que el programa engruese el déficit, y por ello anunció la creación de un banco de infraestructura. Esto permitiría tener un mecanismo de financiamento permanente.

Funcionarios de la administración señalaron antes del discurso que Obama buscará pagar el plan pidiendo al Congreso suspender los recortes tributarios a las compañías de gas y de petróleo y a las corporaciones multinacionales, indicó la AP.

Pero el nuevo plan no tendrá un camino fácil. El Congreso debe aprobar la medida, y la oposición republicana -a la que muchos le achacan gran parte de la culpa por la economía- ya ha anunciado que rechazará cualquier nuevo programa de coyuntura. Incluso, entre diputados y senadores demócratas hay escepticismo respecto al proyecto, indicó la DPA.

Obama quiso ayer explotar ese recelo hacia los republicanos y los acusó de haber "devastado" a la clase media y haber "arrojado a la cuneta" la economía. "No quiero darles nuevamente las llaves. No saben cómo conducir (...) Podemos reforzar nuestra clase media y hacer que esta economía vuelva a funcionar", añadió.

El anuncio de ayer no será el único de esta semana. Mañana miércoles, el Presidente dará en Cleveland un discurso sobre política económica, en el que anunciará alivios fiscales para las pequeñas empresas por un monto de US$ 100 mil millones.

 

Fuente: EL MERCURIO

Fuente: El Mercurio

Presencia de Aguamarket en Países como:

Chile Argentina Bolivia Colombia Costa Rica Cuba Ecuador El Salvador España Guatemala Honduras Mexico Nicaragua Panama Paraguay Perú Puerto Rico Republica Dominicana Uruguay Venezuela Brasil Estados Unidos Canada Andorra Belice