Pozos petroleros abandonados aumentan contaminacion marina

21/09/2010

Todavía no se cuantifican las consecuencias, pero Matthias Gorny, director de Ciencias de Oceana Chile y quien estuvo hasta hace unos días en el Golfo de México, compara el desastre del derrame petrolero de ese lugar con lo que pasó en Chernobyl en 1986. "En Alemania, mi país, prohibieron durante quince años el consumo de hongos por la catástrofe nuclear de Chernobyl. Y eso que estábamos muy lejos. Algo similar sucederá con lo que pasó en el Golfo", dice.

Durante agosto, el biólogo marino europeo estuvo junto a un equipo de científicos de distintos lugares del mundo evaluando in situ los daños que produjeron los millones de litros del oro negro vertidos en el mar. A través de un robot submarino, documentaron el ecosistema del lugar y sus sitios más vulnerables.

Aunque todavía no hay un informe concluyente (otro grupo de especialistas estará trabajando todo septiembre en ese sitio), hay indicios muy negativos. Según la compañía británica BP, un 27% del petróleo desapareció, lo que es un índice pésimo para Gorny. "Cuando esto pasó, en Alemania lo lamentaron, pero no estaban demasiado preocupados. Ahora se sabe que ese 27% perdido, por el sistema de corrientes, puede llegar al Atlántico y cruzar a Europa. Es un problema global y gravísimo. En poco más de dos años, conoceremos mejor las consecuencias".

El estudio también arrojó otras novedades. El investigador alemán de Oceana rastreó, además, pozos petroleros abandonados hace 30 años a 250 metros de profundidad y se encontró con la presencia de montículos submarinos de color negro formados por gusanos que habitan en el lugar. "Ellos viven en los sedimentos de los fondos arenosos, se alimentan de los bichitos que existen en la arena y su excremento va formando los montículos. Lo extraño es que siempre son blancos o grises y ahora eran negros. Lo que significa que el sector está contaminado por el petróleo".

Esa pequeña fuga, cuenta, se puede replicar en alguno de los 27 mil pozos abandonados que existen dispersos por el mundo. "La gente practica la pesca y los mariscos pueden acumular metales pesados como el mercurio. En Estados Unidos, de hecho, la gente puede comer una cantidad determinada de atún para prevenir enfermedades".

Fuente: el mercurio

Presencia de Aguamarket en Países como:

Chile Argentina Bolivia Colombia Costa Rica Cuba Ecuador El Salvador España Guatemala Honduras Mexico Nicaragua Panama Paraguay Perú Puerto Rico Republica Dominicana Uruguay Venezuela Brasil Estados Unidos Canada Andorra Belice