Las autoridades dicen que podria ser muy tarde para salvar a los mineros

23/11/2010

Las esperanzas de salvar a los 29 mineros que este martes completan cuatro días atrapados bajo tierra en Nueva Zelandia se desvanecían ayer, por la presencia de gases explosivos que han impedido las labores de rescate.

Los familiares de los mineros expresaron su frustración por la falta de avances, mientras las autoridades reconocían por primera vez que puede ser demasiado tarde para tratar de salvar a los trabajadores de la mina de carbón Pike River, situada en la costa oeste de la Isla del Sur de Nueva Zelandia, de quienes no se sabe nada desde la fuerte explosión del viernes pasado.

Algunos expertos sospechan que una acumulación de metano fue la causa de la explosión, aunque los funcionarios dicen que pasarán varios días hasta que eso pueda confirmarse. Justamente la presencia de ese y otros gases ha retrasado el rescate, por temor a un nuevo estallido. "Seguimos siendo optimistas, pero nos preparamos para todas las eventualidades, y ellas incluyen (...) la posibilidad de decesos después de lo que ocurrió", declaró el comisario de policía Gary Knowles.

Dos empleados lograron salir de la mina horas después de la explosión del viernes, pero no ha habido ningún contacto con los 29 desaparecidos, y nadie ha contestado una línea telefónica en el interior de la mina, dijo AP. En tanto, el director de Pike River, Peter Whittall, también expresó sus dudas. "La realidad es que no hemos tenido ninguna noticia desde que dos hombres consiguieron salir del socavón. Para las familias se hace cada vez más difícil", señaló. Los desaparecidos, de edades entre 17 y 62 años, son 24 neozelandeses, dos australianos, dos británicos y un sudafricano.

Fuente: El Mercurio

Presencia de Aguamarket en Países como:

Chile Argentina Bolivia Colombia Costa Rica Cuba Ecuador El Salvador España Guatemala Honduras Mexico Nicaragua Panama Paraguay Perú Puerto Rico Republica Dominicana Uruguay Venezuela Brasil Estados Unidos Canada Andorra Belice