El setenta y ocho por ciento de los chilenos pagaria mas por productos amigables con el ambiente

23/11/2010

Están dispuestos a premiar las marcas cuidadosas con la naturaleza, pero aún son pocos quienes reciclan o usan energías poco contaminantes, revela una encuesta.

Una bolsa de tela para ir al supermercado, verduras cultivadas sin usar pesticidas o ampolletas eficientes. Los productos amigables con el medioambiente están abriéndose un espacio en Chile. Y la gente está dispuesta a pagar por ellos. Así lo revela la II Encuesta sobre Percepción y Actitudes hacia el Medioambiente, realizada por la U. Andrés Bello (UNAB) y Opina. Ésta abarcó a 800 personas de todos los estratos sociales de la Región Metropolitana, Gran Concepción y Gran Valparaíso.

El 78% de los encuestados dijo que estaría dispuesto a pagar más por los productos de una marca amigable con el medioambiente. Dos de cada tres afirmaron que pagarían hasta un 10% extra y uno de cada cuatro pagaría entre 10 y 30% más.

"El poder de compra al seleccionar un producto verde es un incentivo real para que las compañías se muevan en esa dirección", señala Álex Godoy, doctor en ciencias de la ingeniería de la UNAB. Eso sí, el desafío para esas empresas es alto. Prácticamente nadie pudo nombrar marcas o productos amigables con el medioambiente.

La encuesta reveló que el 81% de las personas muestra una preocupación importante por el medioambiente. Sin embargo, todavía falta que su compromiso se convierta en acciones con un impacto importante. Así por ejemplo, si los supermercados cobraran por las bolsas plásticas, el 81% estaría dispuesto a ir de compras con bolsas reusables. Sin embargo, sólo el 44% de los encuestados lleva sus desechos a lugares de reciclaje al menos una vez al mes.

Mientras que el 90% tiene ampolletas eficientes en su casa, sólo entre 1 y 5% ha implementado alternativas de eficiencia energética más caras, incluyendo ventanas con termopanel y paneles solares para generar electricidad o calentar agua. En tanto, los combustibles fósiles siguen llevando la delantera en invierno: el 48% se calefacciona con gas y el 23% con parafina. Y en el Gran Concepción el 51% usa leña.

"La gente busca eficiencia energética porque sabe que es correcto y también porque ahorra plata. Pero cuando la conducta requiere un esfuerzo mayor, como reciclar o invertir más dinero, no se ve el mismo compromiso".

 

Fuente:

Presencia de Aguamarket en Países como:

Chile Argentina Bolivia Colombia Costa Rica Cuba Ecuador El Salvador España Guatemala Honduras Mexico Nicaragua Panama Paraguay Perú Puerto Rico Republica Dominicana Uruguay Venezuela Brasil Estados Unidos Canada Andorra Belice