bajo nivel del lago colbun tienen crisis al turismo en su ribera

27/02/2013
Precio de terrenos de veraneo y el comercio registran fuerte caída, y casi no llegan visitantes. Los vecinos dicen que lucharán por recuperarlo. Sergio Bustos La opinión es unánime entre los vecinos y dueños de casas de veraneo en su ribera: "el lago Colbún se está muriendo". Construido en 1985 por Endesa para generación eléctrica y posteriormente para riego, y hoy propiedad de la empresa Colbún, el embalse de 57 km2 era hasta hace poco uno de los principales polos turísticos de la Región del Maule. Compartido por las comunas de San Clemente y Colbún, desde su construcción se levantaron unas 800 viviendas de veraneo en sus riberas, y entre 1990 y 2000 experimentó un fuerte auge inmobiliario, hoy estancado. La inversión se frenó y la cadena comercial que generaba el arribo de turistas va en declive, por la baja cota del embalse en los últimos años. El alcalde de mar de Colbún, Arturo de la Maza, dice que la última vez que el lago alcanzó la cota máxima de 437 metros sobre el nivel del mar fue en 2005. Si antes circulaban 600 embarcaciones (lanchas, botes y veleros), hoy no se ven más de 20, agrega. "La cota actual es de 424.5, muy por debajo de la 436, que es la cota a la que aspiramos y por la que vamos a dar la pelea", dice Francisco Tagle, presidente del Comité de Desarrollo Turístico y Defensa del lago Colbún. En el sector Chiburgo -ribera surponiente- había un exitoso balneario. Ahora hay que recorrer 2 km de tierra y barro para llegar al lago. Álex Hernández (18), habitante de Colbún, recuerda que allí los fines de semana llegaban dos mil personas. "Se acampaba a la orilla, había pesca deportiva y venían micros llenas de gente. Ahora no hay nada", afirma. "Había mucha 'pega'. En este sector trabajaban 70 personas, entre 'nanas', jardineros y guardias. Como los dueños de las casas ya no vienen, no hay otra opción que dedicarse a sacar moras", agrega Manuel Pino (65). Guillermo Cabrera, dueño del principal supermercado de Colbún, afirma que sus ventas cayeron un 25%. "La gente con propiedades en el lago se aburrió de venir y de verlo cada año más seco", dice, resignado. En la ribera norte (San Clemente), el Club Náutico llegó a tener 70 socios. Hoy no son más de 20. "Para retener a los socios tuvimos que construir una piscina y terraplenes para botar embarcaciones y evitar que queden embancadas", cuenta su presidente, Miguel Pinto. Y el valor de los terrenos, agrega, ha caído a la mitad: "Es fácil encontrar media hectárea con vista al lago por $10 millones, o menos. Antes costaba el doble". En la ribera norte, el camping Internacional Marina recibía centenares de turistas los fines de semana, pero hoy no llegan más de 20. La zona de picnic ya no existe, los muelles de las casas están bajo tierra y los propietarios que aún visitan el lago tuvieron que remover tierra y extender terraplenes para llegar a la orilla. Matías Pinochet, presidente del Comité de Defensa de la ribera norte, dice que hay un 80% menos de turistas. "Se está perdiendo un potencial enorme: con la apertura del paso Pehuenche, los argentinos se encuentran con un lago seco. La solución está en manos de la empresa (Colbún)". 437 metros sobre el nivel del mar es la cota máxima del embalse, alcanzada en 2005. Hoy es 424,5. 80% menos de turistas tiene la ribera norte del lago. De 600 embarcaciones, hoy no circulan más de 20. Empresa: efecto de la sequía y despacho a CDEC Pedro Vial, gerente de Asuntos Públicos de Colbún, afirma que en noviembre alertaron que, por efectos de la sequía, la cota del lago iba a ser baja. "El embalse no puede acumular agua en esta época, porque el río trae menos (bajo los 100 m3/s) que los derechos de agua que tienen los agricultores (200 m3/s)". Vial agrega que la empresa Colbún no es autónoma en el uso del embalse, y que el Centro de Despacho Económico de Carga (CDEC) tiene un mandato legal de asegurar el suministro energético, al menor precio posible, en el Sistema Interconectado Central (SIC). "Estamos sujetos a los requerimientos que haga el CDEC en verano. Si el CDEC nos ordena despachar, como ha ocurrido, tenemos que cumplir esa orden, y eso también afecta el nivel del embalse".
Fuente: el mercurio

Presencia de Aguamarket en Países como:

Chile Argentina Bolivia Colombia Costa Rica Cuba Ecuador El Salvador España Guatemala Honduras Mexico Nicaragua Panama Paraguay Perú Puerto Rico Republica Dominicana Uruguay Venezuela Brasil Estados Unidos Canada Andorra Belice