Elementos de relleno para filtros percoladores

22/09/2003

La cantidad de agua que hay en la Tierra alcanza los 1.385 millones de km3. Sin embargo, menos del 3% de esta cantidad es agua dulce, y la mayor parte de esta última es difícil de aprovechar por encontrarse en los casquetes polares y a grandes profundidades por lo que el agua dulce superficial apenas alcanza el 0.3% del agua dulce, esto hace que se esté convirtiendo en un bien valioso que requiere especial atención.

Del aprovechamiento y utilización racional y prudente de los recursos hidráulicos depende el futuro de la humanidad. Además, la sensibilización progresiva para la protección del medio ambiente ha hecho que las normativas sobre vertidos sean cada vez más exigentes, por ello la depuración de las aguas residuales se ha convertido en un reto obligado para el adecuado mantenimiento del equilibrio ecológico en nuestros ríos y costas.

El problema de la contaminación del agua se ha acentuado en los últimos años, las aguas residuales generadas por fuentes industriales y urbanas son descargadas continuamente al ambiente sin un tratamiento previo. A su vez, la demanda del agua crece de continuo al parejo de la población y actualmente las fuentes más accesibles y económicas ya están agotadas o están cerca de estarlo.

Ante tal situación, han sido introducidas un buen número de nuevas tecnologías para los sistemas de tratamiento que han hecho posible producir efluentes de la misma calidad, o incluso mejor, que los producidos por grandes plantas de tratamiento. El elemento aquí presentado se utiliza como relleno de los filtros percoladores los cuales consisten en un lecho de material compuesto, en la mayoría de los casos de piedras o materiales sintéticos de diversas formas, sobre el cual son aplicadas las aguas residuales por medio de brazos distribuidores fijos o móviles; alrededor de éste lecho fijo se encuentra adherida la población bacterial que descompone las aguas residuales a medida que éstas percolan hacia el fondo del tanque. Después de cierto tiempo, la capa bacterial adquiere un gran espesor y se desprende hidráulicamente del lecho de piedras para pasar luego a un clarificador secundario donde se efectúa la separación de los lodos formados. Las aguas así tratadas pueden ser vertidas al medio ambiente reduciendo altamente su impacto ecológico negativo.

Actualmente en nuestro medio, se emplea grava de río la cual tiene entre otras las siguientes desventajas: - Superficie de contacto: 5 a 8 m2/m3 - Alto costo de transporte por m3. - Impacto ambiental negativo alto. - Baja eficiencia operacional.

Para corregir estos problemas, se recomienda usar los elementos de relleno fabricados mediante el proceso de inyección de polipropileno, de bajo peso, fácil transporte aún a sitios alejados, facilidad de montaje, reducción de mano de obra en el montaje y bajo costo. MEDIO DE RELLENO PARA FILTROS PERCOLADORES POCO PROFUNDOS. Elementos fabricados en POLIPROPILENO con color negro, resistente a la degradación ultravioleta, proveen una superficie de contacto de 90 m2/m3 lo que garantiza una mayor reducción de DBO a un costo inferior que con otras aplicaciones tradicionales. Se utiliza también en reactores sumergidos aeróbicos y anaerobios de flujo ascendente. Otras características: - Gran durabilidad. - El polipropileno no es tóxico para los microorganismos. - Larga duración. - Diámetro externo 187 mm. - Altura 50 mm. - Peso unitario: 105 grms. - Area superficial por cada elemento: 0.164 m2. - Cantidad de elementos por m3: 500. - Fabricación local. - Asesoría para su montaje. -------------------------------------------------------------------------------- Fuente: Proyectos Industriales Ltda Fecha de Publicación Aguamarket: Lunes 22 de Septiembre 2003

Fuente: Proyectos Industriales Ltda

Presencia de Aguamarket en Países como:

Chile Argentina Bolivia Colombia Costa Rica Cuba Ecuador El Salvador España Guatemala Honduras Mexico Nicaragua Panama Paraguay Perú Puerto Rico Republica Dominicana Uruguay Venezuela Brasil Estados Unidos Canada Andorra Belice