Tratamiento de aguas municipales

Tratamiento de Aguas Municipales


El agua necesaria para uso doméstico y agrícola y para los procesos industriales se toma de lagos, ríos y fuentes subterráneas de origen natural, o bien de represas. Gran parte del agua que llega a las redes municipales de agua es agua “usada” que ya ha pasado por uno o más redes de alcantarillado o instalaciones industriales. En consecuencia es necesario tratar esta agua antes de distribuirla a las tomas domesticas. El tratamiento de aguas municipales comprende normalmente cinco etapas: filtración gruesa, sedimentación, filtración por arena, aereación y esterilización.
Después de una filtración gruesa a través de un tamiz, se deja reposar el agua en grandes tanques de sedimentación donde se asienta la arena finamente dividida y otras partículas diminutas. Para facilitar la eliminación de las partículas muy pequeñas, se puede alcalinizar primero ligeramente agregando oxido de calcio para después añadir sulfato de aluminio. El sulfato de aluminio reacciona con los iones oxidrilos OH- para formar un precipitado gelatinoso y esponjoso de hidróxido de aluminio. Este precipitado se sedimenta lentamente, arrastrando consigo las partículas en suspensión, con lo cual se elimina casi toda la materia finamente dividida y la mayor parte de las bacterias. A continuación, se filtra el agua a través de un lecho de arena, después de lo cual se puede lanzar al aire en forma de rocío para apresurar la oxidación de las sustancias orgánicas disueltas.
La etapa final de la operación consiste normalmente en tratar el agua con un agente químico para asegurar la destrucción de las bacterias. El ozono es el más eficaz, pero se debe generar en el lugar donde se utiliza. El cloro, Cl2 es por tanto mas conveniente. El cloro se puede transportar en tanques en forma de gas licuado y dosificar desde los tanques, a través de un dispositivo de medición, directamente en el abasto de agua. La cantidad que se utiliza depende de la presencia de otras sustancias con las que el cloro podría reaccionar y de las concentraciones de bacterias y virus por eliminar. Probablemente la acción esterilizante del cloro no se debe al cloro Cl2, sino al ácido hipocloroso, que se forma al reaccionar el cloro con el agua.

Fuente: Aguamarket
Fuente:

Presencia de Aguamarket en Países como:

Chile Argentina Bolivia Colombia Costa Rica Cuba Ecuador El Salvador España Guatemala Honduras Mexico Nicaragua Panama Paraguay Perú Puerto Rico Republica Dominicana Uruguay Venezuela Brasil Estados Unidos Canada Andorra Belice