Meterse al agua es el mejor ejercicio para los senior

23/02/2010
Hidroterapia y natación son altamente recomendados:

Meterse al agua es el mejor ejercicio para los senior

Entre sus beneficios está el hecho que ayuda a aliviar los problemas articulares, aumenta la tonificación muscular y disminuye el sobrepeso, explican geriatras. 
AMALIA TORRES

"Parece que no vivo cuando no voy a la piscina", dice Sonia Sánchez (75). Hace cerca de cinco años volvió a practicar natación después de medio siglo sin hacerlo.

Primero sólo flotaba, luego nadaba, aunque sin una rutina fija. Pero fue después de sufrir una hernia en la columna y de recibir la orden médica de reforzar sus clases, que su frecuencia de visita a la piscina cambió. "Desde entonces voy muy seguido al spa de Providencia; de hecho, ahora voy todos los días", afirma.

Sonia ha tratado de convencer a todas sus amigas de meterse al agua, porque está convencida de que los cambios se notan: "Las que se han metido a clases están estupendas. Y yo me siento ágil física y mentalmente. Además, no ando con sueño", cuenta.

Según el presidente de la Sociedad de Geriatría y médico de Meds, Juan Carlos Molina, Sonia no se equivoca en su recomendación: "Nadar es un ejercicio muy simétrico, y ayuda a las personas con problemas de columna, de articulación (como cadera y rodilla), con sobrepeso y mejora mucho la tonificación muscular. Eso es muy importante en la recuperación de la autonomía de los adultos mayores", precisa.

Y lo mejor, agrega, es que no sólo sirve hacer natación. Saltar en el agua, flotar o hacer ejercicios de flexibilización también es muy positivo para los mayores de setenta.

Coincide el doctor Carlos García, geriatra de la Clínica Las Condes. "Como primera posibilidad de ejercicio, a mis pacientes siempre les recomiendo hacer gimnasia en el agua, aunque no hagan ningún deporte hace mucho tiempo. Como ejercicio físico supervisado, es lo mejor que puede hacer un adulto mayor".

Además, insiste, al ir a la piscina hay un factor social importante, ya que se conoce a distintas personas. Sonia, de hecho, se ha hecho de muy buenos amigos en el agua.

Enrique Rafol (73) es otro adulto mayor a quien le cambió la vida meterse a la piscina. "Tuve una neuropatía, pero hacer unos ejercicios que me recomendó el doctor para la piscina me hizo muy bien. Además, es muy agradable meterse al agua temperada cuando hace frío", recuerda.

En las termas

Aunque se trata de un deporte muy recomendado por los expertos, antes de entrar a la piscina hay algunas claves que los adultos mayores deben conocer.

"Con el envejecimiento, hay una disminución en el grosor de la piel que afecta la termorregulación adecuada, lo que puede provocar hipotermia o hipertermia, como consecuencia de una exposición prolongada en una piscina fría o en una muy caliente", explica el geriatra Juan Carlos Molina.

Esto puede causar calambres, sensación de letargo, mareo, malestar general o la sensación de mantenerse con frío por muchísimo tiempo.

"Por ello, sobre todo si visita una terma donde la temperatura supera los 40 grados, sólo debe quedarse dentro del agua por un rango que va de 10 a 20 minutos, y siempre salir apoyado de la baranda", dice el doctor Molina.

En las termas, además, es muy importante hidratarse, "ya que las personas mayores se deshidratan con mayor facilidad y no sienten sed", añade el doctor García.

Fuente:"El Mercurio"

Fuente: el mercurio

Presencia de Aguamarket en Países como:

Chile Argentina Bolivia Colombia Costa Rica Cuba Ecuador El Salvador España Guatemala Honduras Mexico Nicaragua Panama Paraguay Perú Puerto Rico Republica Dominicana Uruguay Venezuela Guinea Ecuatorial Filipinas Francia Brasil Estados Unidos Republica Arabe Saharaui Canada Gibraltar Andorra Belice Marruecos