No mas estudios que junten polvo en una biblioteca

25/10/2010

Primera parte

Con el cambio climático movilizando cultivos y modificando la forma de comportarse de otros, conocer qué tiene Chile en cuanto a recursos naturales se vuelve aún más importante. Tener información actualizada y que permita la toma de decisiones de políticas públicas y de inversiones privadas es lo que busca el Ciren.

Martina Salvo de Oliveira La tierra, los suelos, la temperatura, los vientos y el agua están cambiando continuamente como consecuencia del cambio climático y de la intervención del hombre. Y el cambio cada vez va más rápido. En términos agrícolas significa, entre otras cosas, que un cultivo que hasta hoy funciona bien en un determinado lugar, comience a dejar de hacerlo. Hasta ahora eran la percepción, el dato, el conocimiento empírico, la observación de lo que a otros les funcionaba, la base para decidir qué poner y dónde. Pero eso ya no sirve. Con la velocidad de los cambios y con la necesidad de disminuir el riesgo de errores, se necesita tener información actualizada sobre los recursos naturales nacionales, para saber cómo podrían reaccionar los cultivos o dónde y con qué instalarse de forma sustentable. Esto facilitará, además, los temas comerciales y medioambientales. Y ese es justamente el rol del Centro de Información de Recursos Naturales, Ciren.

Si bien el Ciren existe desde hace 23 años, hasta ahora su labor ha pasado casi desapercibida. De hecho, pocos saben que posee la mayor base de datos georreferenciada de suelos, recursos hídricos, clima, e información frutícola y forestal del país. Sin embargo, pocos de esos estudios han tenido una aplicación práctica. Además, una lógica de financiamiento con fondos concursables por región le permitía desarrollar proyectos en las zonas que habían obtenido fondos. En las que no, la información seguía desactualizada.

Eso era hasta ahora. Este año, la dinámica de la organización comenzó a cambiar: asumió un nuevo director en junio y el Ministerio de Agricultura -Minagri- incrementó en casi 90 por ciento los fondos directos (no sujetos a concurso) para 2011, los que pasarán de los $1.162 millones obtenidos en 2010, a casi $2.158 millones. La institución seguirá postulando a fondos concursables, pero hoy tiene un piso que la deja mejor parada para abastecer al país con lo que se requiere, especialmente de cara al impacto que ya está teniendo el cambio climático y a las nuevas necesidades que surgen desde ahí.

Con esta nueva inyección de recursos, el Ciren buscará desarrollar proyectos de utilidad práctica para el país y convertirse en un centro de información que efectivamente aporte a las decisiones de los temas del agro (ver recuadro). Y no sólo desde el ámbito de las políticas públicas, sino también en la que tomen los privados. De los desafíos que se vienen conversamos en exclusiva con Eugenio González, el nuevo director del Ciren.

-¿Cuál es el nuevo foco de los proyectos del Ciren, y cómo éstos se ajustan para dar solución a los problemas de la realidad nacional?

-Producimos información orientada a la toma de decisión del Gobierno y privados. Esa es la clave. A nosotros como dirección no nos interesa que aquí se hagan lindas investigaciones si éstas van a quedar sin utilidad práctica. No más estudios que junten polvo en una biblioteca. Los proyectos deben generar productos que sirvan para la toma de decisiones.

-¿Qué hay detrás de la fuerte alza del presupuesto?¿Cuáles son los desafíos asociados?

-Es un espaldarazo del Gobierno, que visualizó el potencial del Centro. Ahora, esa confianza está asociada a un montón de responsabilidades. La mayor parte de los fondos recaerá en tres proyectos que consideramos claves para la agricultura nacional.

El primer proyecto está orientado a ampliar y mejorar el Sistema de Información Territorial Rural, que hoy entrega datos tales como límite comunal, catastros frutícolas, distritos agroclimáticos, tipo de productos y capacidad de uso agrícola, entre otros, pero sólo abarca las comunas más vulnerables del país. Lo que queremos es ampliar el espectro y extender las mediciones a otras comunas rurales que lo necesitan.

El segundo proyecto se titula: Centro de Información Integral del Agro. A través de éste, buscamos concentrar todas las bases de datos de los distintos servicios del Minagri. Esto permitirá agilizar procesos, evitar duplicidades en gastos y apoyar en forma permanente a todos los servicios. En ese contexto, hemos avanzado en conversaciones con la Corporación Nacional Forestal, la Comisión Nacional de Riego y con el Instituto de Desarrollo Agropecuario. La idea es que los servicios del agro se sumen a la iniciativa.

Fuente: El Mercurio

Fuente: El Mercurio

Presencia de Aguamarket en Países como:

Chile Argentina Bolivia Colombia Costa Rica Cuba Ecuador El Salvador España Guatemala Honduras Mexico Nicaragua Panama Paraguay Perú Puerto Rico Republica Dominicana Uruguay Venezuela Brasil Estados Unidos Canada Andorra Belice