Investigadoras chilenas exploran nuevos mecanismos para extraer el arsenico del agua

“A la fecha, no existe una tecnología líder en la remoción de arsénico”, plantea la investigadora de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas (FCFM), Andreina García, respecto a la importancia de buscar alternativas a las actualmente implementadas para remover este metaloide del agua potable que consumen las personas en nuestro país. Es así como ella, junto a la profesora de la misma facultad, Katherine Lizama, están trabajando en dos proyectos de innovación, en miras a aplicarlos principalmente en las zonas donde se consume agua con mayores concentraciones de arsénico, cuyo límite establecido en la norma chilena de agua potable es de 0.01 milígramo por litro. Katherine Lizama, académica del Departamento de Ingeniería Industrial, se interiorizó en su doctorado en Australia en sistemas de humedales construidos para remover arsénico, tecnología utilizada en los países desarrollados. “Al volver a Chile me interesó la posible implementación de estos sistemas, entonces comenzamos a trabajar con el arsénico”, relata sobre el proyecto Fondecyt que actualmente encabeza, donde han participado alumnos de pre y post grado de Ingeniería Civil de la FCFM.
Fuente:

Presencia de Aguamarket en Países como:

Chile Argentina Bolivia Colombia Costa Rica Cuba Ecuador El Salvador España Guatemala Honduras Mexico Nicaragua Panama Paraguay Perú Puerto Rico Republica Dominicana Uruguay Venezuela Brasil Estados Unidos Canada Andorra Belice