Recientes estudios avalan las propiedades terapeuticas del agua de mar

13/02/2007

El Agua de Mar tiene cualidades terapéuticas muy beneficiosas para el hombre, que eran conocidas ya en la Antigua Grecia. Siguiendo la máxima de Eurípides: "El mar cura todos los males de los hombres", médicos y científicos de todo el mundo han recetado el uso de Agua de Mar a sus pacientes para diversos tipos de dolencias.

Pero la auténtica revolución en el conocimiento científico de las propiedades del Agua de Mar hay que buscarla en las investigaciones, hace más de 100 años del biólogo francés René Quinton, quien demostró que cualquier ser vivo, ocupe la posición que ocupe en la escala animal, sigue siendo un acuario marino, donde las células que lo constituyen, nacen y viven en las condiciones acuáticas en las que se originó la célula primitiva; la forma primordial de la vida. Es decir, el plasma sanguíneo humano tiene una composición casi idéntica al plasma marino.

Cualquier alteración de la Homeóstasis provoca disfunciones de los mecanismos de regulación (temperatura, hormonas, SNC...) provocando de inmediato una alteración de la nutrición celular. La nutrición y comunicación celular se verifica forzosamente a través del L.E.C. Sus disfunciones por despolarización membranar preceden a la aparición del enfermo y terminan en la enfermedad.

Tras diversas investigaciones en Universidades públicas y privadas, nacionales e internacionales los últimos análisis realizados con Agua de Mar tratada -recogida en los lugares idóneos y esterilizada en frío- muestran que la composición aporta 84 elementos biodisponibles en el agua de mar natural a temperatura biológica. A cada litro de agua de mar le corresponde una media de 300 miligramos de derivados prebióticos del carbono, como aminoácidos, azucares, vitaminas, etc. Los iones (presentes en fase líquida, ausentes en fase sólida) son elementos químico electrónicos naturales, transformados por el fitoplancton y zooplancton, en cadenas naturales. Actúan por efecto sinérgico en una simbiosis natural con nuestro organismo cuya formulación mineral de sus líquidos es idéntica al agua de mar.

El Agua de Mar, tanto por su identidad mineral como por el aporte de elementos prebióticos permite restablecer un funcionamiento celular global. La acción del TOTUM ionomineral permite a cada célula recuperar de manera totalmente natural un funcionamiento óptimo. Las distintas concentraciones del Agua de Mar permiten tanto equilibrar la nutrición celular por isotonía como favorecerla por hipertonía. Las biocenosis confieren a los iones marinos una polaridad que los identifica con mayor acierto en los receptores celulares facilitando su asimilación o eliminación.

En 1988 cuando Peter Agre consigue aislar una proteína de la membrana celular. Se dio cuenta, poco tiempo después, que era el canal de agua buscado desde hacía tanto tiempo. Este descubrimiento abrió la puerta a numerosos estudios bioquímicos fisiológicos y genéticos de los canales para el agua en las bacterias, plantas y los mamíferos. Actualmente los investigadores pueden seguir con detalle el paso de una molécula de agua a través de la membrana celular y comprender por qué ésta deja pasa el agua mientras que hace de barrera a otras moléculas más pequeñas o iones.

Nunca se ha podido reconstituir artificialmente el Agua de Mar. La solubilidad, la precipitación de las sales marinas es distinta de los elementos químicos convencionales. Los avances actuales en fisiología y bioquímica molecular permiten entender que la identidad mineral de los dos medios (Medio Interno y Agua de Mar) y su origen común, permite al organismo seleccionar o desechar de manera NATURAL lo que necesita.

Actualmente, se puede adquirir Agua de Mar en distintas presentaciones en farmacias.




Fuente: http://www.portalesmedicos.com

Fuente:

Presencia de Aguamarket en Países como:

Chile Argentina Bolivia Colombia Costa Rica Cuba Ecuador El Salvador España Guatemala Honduras Mexico Nicaragua Panama Paraguay Perú Puerto Rico Republica Dominicana Uruguay Venezuela Brasil Estados Unidos Canada Andorra Belice