La eficiencia parte por casa

22/07/2008

Un pilar fundamental del desarrollo sustentable es el uso eficiente de los recursos energéticos. Esto no sólo permite ahorrar, sino también aportar al crecimiento económico del país y al cuidado del medio ambiente.

Por eso, hay que tomar en cuenta que usar eficientemente la energía no tiene que ver sólo con apagar luces. La idea es que con un menor consumo se pueda obtener el mismo resultado o uno mejor incluso.

En una casa se puede hacer mucho. Así lo explica la superintendenta de Electricidad y Combustibles (SEC), Patricia Chotzen, quien trabaja de manera conjunta con el Programa País Eficiencia Energética para mejorar el uso de los recursos energéticos en Chile.

 

"Son consejos muy útiles, pero que no siempre son considerados", dice la experta. Para partir, lo mejor es hacer un recorrido por la casa y ver cómo se está gastando la energía. Según Patricia Chotzen, lo primero que hay que mirar es el refrigerador y la iluminación, que en conjunto gastan cerca del 60% del consumo de una vivienda.

La tecnología en la fabricación de los refrigeradores ha sido una gran ayuda. En la última década, el consumo de éstos ha disminuido en el orden del 60%. Eso también da a entender que una persona que tiene un aparato de más de diez años y lo reemplaza por uno de mejor tecnología podría ahorrar 660 kwh/año, lo que equivale a tres meses de cuenta en una casa promedio. Ahora si eso se traduce en dinero, se puede decir que son unos $55.000 anuales.

Pero no todo tiene que ver con la tecnología del refrigerador. La superintendenta dice que también es necesario asegurarse, independientemente de la marca o modelo, que la goma de la puerta selle herméticamente y que se ajuste el control de temperatura en una posición intermedia, pues una temperatura demasiado baja resulta más cara. Además, recomienda poner el refrigerador lejos de fuentes de calor y fíjarse en que la rejilla del condensador tenga suficiente ventilación y se mantenga limpia. Junto a eso hay que tratar de mantener abierta la puerta del aparato el menor tiempo posible, dejar enfriar los alimentos o bebidas calientes hasta temperatura ambiente antes de introducirlos a él, y si la escarcha tiene más de medio centímetro de espesor se debe descongelar, pues la capa de hielo aumenta el consumo de electricidad.

Ampolletas que ahorran

En cuanto a la iluminación, Patricia Chotzen explica que es preferible usar tubos y lámparas compactas fluorescentes en lugar de las habituales ampolletas incandescentes.

"Aunque el costo inicial de las fluorescentes es un poco más elevado, a la larga resultan más económicas, ya que su duración aproximada es diez veces mayor y consumen cuatro veces menos energía. Un tubo de 32 watts produce la misma cantidad de luz que un foco de 75 watts, por ejemplo". Ahora, si se usan ampolletas de ahorro de energía, mejor aun. Hay que considerar que una de 20 watts produce la misma luz que una ampolleta incandescente de 75 watts.

Sacando cuentas: si una incandescente de 100 watts gasta un kilowatt cada diez horas encendidas (unos $60), una de ahorro de energía va a significar, en es ese mismo tiempo, gastar menos de $6.

"Si eso se aplica a la lámpara que uno deja encendida en el jardín, por ejemplo, que en algunos casos pasa encendida toda la noche, se ahorraría de $55 a $60 todos los días. Así, en un mes se amortiza la inversión en la ampolleta eficiente, y el resto es puro ahorro", agrega. Es así como en una cuenta promedio de $10.000, con esa sola ampolleta, se ahorran casi $1.500 en el mes.

Ahora en invierno otro de los aspectos que hay que tomar en cuenta es el uso eficiente de la calefacción. En este sentido, es aconsejable utilizar sistemas de calefacción sólo cuando sea estrictamente necesario y no abusar con temperaturas por sobre las que el organismo necesita para sentirse cómodo.

Según los expertos, es adecuado mantener una temperatura al interior de la casa que no sobrepase los 20°C, y al salir o al acostarse, lo mejor es bajarla a 15°C, y es que no tiene que ver sólo con un asunto de comodidad. En la SEC explican que bajar un grado la temperatura se traduce en un ahorro de hasta 9% en el consumo energético.

También dice que no hay que olvidar que las superficies de cristal son el punto más vulnerable a las fugas de temperatura. El 40% de la pérdida de calor se produce por las ventanas. Por eso, en vez de tapar ventilaciones existentes es mejor poner cortinas gruesas y, cuando sea posible, instalar doble vidrio. Con eso se puede ahorrar el 20% de energía.

Además, hay que utilizar los calentadores eléctricos portátiles con moderación. Éstos pueden sumar $100 a una cuenta por cada hora de uso. Si se usa uno por ocho horas, el costo es de $800. Si multiplica esta cifra por 30 días, son $24.000 en la factura mensual de electricidad.

No está de más decir que nunca hay que calentar la casa con el horno. Utilizarlos para eso puede causar un incendio, reducir los niveles de oxígeno y causar una acumulación de monóxido de carbono.

Las estufas, hornos eléctricos, secadoras y calentadores de agua, mientras tanto, son los segundos consumidores de energía en una casa. Por eso, en la SEC recomiendan que, antes de usar la lavadora, la secadora o la máquina de lavar platos, se tenga lo suficiente para llenar la máquina.

Otro dato. Como el hervidor es uno de los artefactos que consume más energía, hay que tratar de hervir agua en mayor cantidad y guardarla en un termo. Así se evitará el gasto de hervir varias veces en cantidades pequeñas.

Luminarias que gastan menos

Otro de los proyectos en los que estará presente la SEC es en la promoción de introducción de luminarias eficientes en el alumbrado público en las comunas que aún no lo tienen.

Para las regiones II, III y IV, para el cumplimiento de la norma de contaminación lumínica, es necesario realizar un importante reemplazo de luminarias en las distintas comunas, y será materia de este programa el incorporar aspectos de eficiencia energética en los proyectos que aún no se han licitado.

El objetivo de la iniciativa es reducir el consumo de energía, mejorar la calidad lumínica y reducir costos en luminarias municipales, vía reemplazo autofinanciado de luminarias antiguas por luminarias eficientes.

Fuente: "El Mercurio: Ediciones Especiales"
Fuente:

Presencia de Aguamarket en Países como:

Chile Argentina Bolivia Colombia Costa Rica Cuba Ecuador El Salvador España Guatemala Honduras Mexico Nicaragua Panama Paraguay Perú Puerto Rico Republica Dominicana Uruguay Venezuela Guinea Ecuatorial Filipinas Francia Brasil Estados Unidos Republica Arabe Saharaui Canada Gibraltar Andorra Belice Marruecos