Composicion de las Aguas Residuales

31/05/2006

Las aguas residuales se componen, básicamente, de un 99,9% de agua en su estado conocido como de agua potable y de, un 0,1% por peso de sólidos, sean éstos disueltos o suspendidos. Este 0,1% referido es el que requiere ser removido para que el agua pueda ser reutilizada. El agua sirve o actúa como medio de transporte de estos sólidos, los que pueden estar disueltos, en suspensión o flotando en la superficie del líquido.
 
 
¿Por qué tratar las aguas residuales?
 
Con el desarrollo de la urbanización y con la diversificación de los procesos industriales, un sinnúmero de elementos químicos elaborados por la sociedad junto a una mayor cantidad de materias orgánicas son dispuestos en los cursos normales de agua, depositándose en lagunas, lagos, ríos y mar. La DBO aumenta y el limitado oxígeno disuelto no es suficiente para posibilitar la recuperación de dichos elementos. La naturaleza no es capaz por sí sola de realizar el proceso de autopurificación de los cursos de agua.
 
Un importante efecto de la contaminación orgánica o biológica es el peligro para la salud. En los sistemas de alcantarillado, que llevan aguas servidas sin tratamiento a los ríos, lagos y mares, produce la proliferación de microorganismos que causan enfermedades como el cólera, la tifoidea y la hepatitis, las que se adquieren principalmente por beber agua contaminada o por consumir frutas o verduras regadas con agua contaminada.

Por otra parte, los excrementos, fertilizantes y detergentes contienen nitrógeno y fosfato, los que permiten un acelerado crecimiento de algas presentes en los cuerpos de agua. Cuando las algas mueren, se depositan en el fondo y sirven como alimento para las bacterias. Tanta comida permite un aumento de la cantidad de bacterias en el agua. A su vez, las bacterias consumen oxígeno, quedando muy poco para los otros seres vivos del agua, principalmente insectos y peces, los que mueren por falta de oxígeno. Este proceso se llama eutroficación y, en casos extremos, podría producir la muerte de toda forma de vida en un cuerpo de agua.
 
¿Qué son las aguas subterráneas?
 
 
Las aguas que corren bajo la superficie del suelo son las llamadas aguas subterráneas.

Se forman a partir de las lluvias que logran infiltrarse hacia la profundidad y juntarse con otras que lo hicieron antes, formando cuerpos de agua que corren bajo el suelo.

Estas conforman reservas de agua dulce, por lo tanto, si se contamina el suelo, esa contaminación puede llegar a las aguas subterráneas y contaminarlas, dejándolas no aptas para el consumo humano.
 
¿Qué es el ciclo hidrológico o ciclo del agua?
 
 
Es el constante movimiento y transformación a que está sometida permanentemente el agua del planeta pasando de un estado físico a otro.

Así es como el agua se encuentra en diversas formas y lugares, por ejemplo:

a) El agua líquida dulce de ríos y lagos.
b) En aguas subterráneas.
c) En plantas y animales.
d) En hielos eternos en las altas montañas y en los polos.
e) En aguas saladas de los mares y océano.
 
El proceso de transformación del agua pasa del estado líquido a la evaporación, transformándose en nubes, luego vuelve a la tierra desde la atmósfera como precipitaciones de lluvia, granizo, nieve o neblina, desde allí se vuelve a evaporar para formar nubes y nuevamente precipitar.

En su paso por los diferentes estados físicos, las gotas de agua van recogiendo pedazos de hojas, pequeñas piedras, palitos, polvos minerales y otras cosas. Si todo se acumulara, el agua estaría pronto horriblemente sucia. Por suerte, el agua posee un mecanismo de limpieza, es decir, es capaz de purificarse a sí misma.

El mecanismo funciona en los lugares tranquilos como charcos, lagunas y lagos. En ellos la tierra acumulada en las gotas, como es más pesada que el agua, se va al fondo, al igual que los pedazos de hojas y otros restos.

El agua también se purifica al hundirse en el suelo y pasar a través de huecos entre las rocas. Ellos son tan pequeños que atrapan la suciedad, como un gran colador que deja pasar sólo las gotas.

Por último, al transformarse en vapor y pasar al aire, deja atrás el resto de la mugre. Así, cuando caen las gotitas de las nubes, éstas vuelven limpias al ambiente.
Fuente:

Presencia de Aguamarket en Países como:

Chile Argentina Bolivia Colombia Costa Rica Cuba Ecuador El Salvador España Guatemala Honduras Mexico Nicaragua Panama Paraguay Perú Puerto Rico Republica Dominicana Uruguay Venezuela Brasil Estados Unidos Canada Andorra Belice