Esquistosoma Lombriz Invasora de Agua Fresca

13/11/2002

Muchos residentes de áreas remotas en regiones tropicales y subtropicales llegan a comenzar su día con un baño y una nadada de rutina en la poza o depósito de agua fresca cercana. Esta agua normalmente se utiliza para la pesca, el cultivo de arroz y para actividades recreativas. Aunque no esté lo suficientemente sanitaria para considerarse apta para consumo humano, algunos tienen la creencia de que no existe daño por sumergirse en dicha agua. Sin embargo, lo que uno necesita saber es que existen algunas larvas invasoras, llamadas Esquistosoma, que son endémicas a 76 países tropicales y subtropicales. Se les encuentra en canales, lagos, ríos y arroyos. Estos parásitos son capaces de penetrar la piel humana en segundos después del contacto. En aproximadamente un mes, crecen a ser lombrices largas que pueden poner hasta 2,000 huevos por día durante años, y cerca de la mitad se excretan en las heces o la orina de los individuos infectados. Los huevos que no se excretan residen en las venas dentro de los intestinos y de la vejiga y pueden invadir otros órganos.

Esquistosoma: significa etimológicamente "cuerpo hendido. Es un" parásito trematodo" del género esquistosoma. Existen tres tipos, E. Haematobium (Africa y Oriente medio), E. Mansoni (Arabia, Africa, Suramérica Y Caribe). E. Japonicum (Japón, China y Filipinas). Existen otros tipos pero raramente infectan al hombre.

La esquistosomiasis (también conocida como Bilharzia) es la enfermedad parasítica más prevalente en las regiones tropicales y subtropicales del mundo (la malaria ocupa el primer lugar). Existen cinco especies asociadas con enfermedades humanas incluyendo S. mansoni, que produce enfermedad intestinal. La S. mansoni se puede encontrar en 53 países: Africa, en el Este del Mediterráneo, el Caribe y América del Sur, incluyendo a Brasil, Suriname y Venezuela. Se cree que más de 200 millones de personas se encuentran infectadas con este parásito (114 millones en 1947) y unos 200-400 millones se encuentran bajo riesgo de exposición. Aunque millones de los infectados no muestran síntomas, las enfermedades son evidentes en 124 millones de personas, de las cuales 20 millones sufren severas consecuencias.

Patogénesis La Esquistosoma rápidamente invade la piel humana, por lo que aún breves exposiciones pueden causar la infección. A los pocos días de la infección, se puede desarrollar un salpullido, seguido de fiebre, escalofrío, tos, y semanas más tarde, dolores musculares severos. Muchas personas no tienen síntomas agudos en la fase temprana de infección, pero pueden experimentar una enfermedad severa y crónica meses más tarde. Por lo tanto, las personas que sospechen haber sido expuestas, deben contactar a un médico para ser examinadas. El diagnóstico se desarrolla fácilmente por medio de un análisis microscópico de una muestra de heces fecales o de orina, después de 6-8 semanas de la exposición. Debido a que los huevos no se encuentran siempre, un escrutinio serológico más complejo puede resultar necesario.

Los síntomas de la esquistosomiasis se producen por la reacción del cuerpo a los huevos, no por las lombrices en sí. Al pasar los huevos por varias regiones del cuerpo, otros problemas de salud son evidentes, incluyendo náusea, pérdida de peso, dolor abdominal, debilidad, dolores de cabeza, etc. Rara vez los huevos invaden el cerebro o la columna vertebral, produciendo ataques o parálisis. Los síntomas de las infecciones intestinales incluyen diarrea con sangre, y pueden llevar a serias complicaciones del hígado y la médula. No es inusual una dramática debilidad que ocasiona pérdida terrible en productividad, y se asocia a impactos económicos en las regiones endémicas.

Aproximadamente la mitad de la morbilidad y mortandad debida a la esquistosomiasis ocurre en África, donde 100,000,000 de personas se encuentran infectadas, resultando en 10,000 muertes por año. La muerte se debe generalmente a cáncer de la vejiga o falla renal con infecciones del tracto urinario y enfermedad del hígado con infecciones intestinales. Mundialmente, pocos individuos mueren por la enfermedad, pero la carga de la enfermedad es alta en términos de incapacidad crónica.

Ruta propagada por el agua Una vez liberados en el medio acuático, los huevos de Esquistosoma incuban al estado larvario, o miracidia (ver Figura 1). Para poder sobrevivir, la larva debe encontrar un caracol intermediario huésped en las próximas 8-12 horas. Los caracoles (en América del Sur la especie es Tropicorbis) producen bioquímicos que atraen a las miracidia hacia ellos. Después de penetrar el caracol, normalmente a través del pie del caracol, el parásito se divide rápidamente, produciendo miles de lombrices inmaduras, o cercariae, que son excretadas por el caracol hacia el agua que lo circunda. Un solo caracol libera un promedio de 1,500 cercariae por día durante hasta 18 días.

Las lombrices inmaduras propagadas por el agua, penetran al huésped humano a través de la piel y viajan a varios órganos vitales del cuerpo, donde las hembras y los machos se acoplan, permaneciendo juntos por la duración de su vida.

Los avances en la agricultura y el desarrollo de los recursos del agua continúan produciendo un aumento de esquistosomiasis. Los canales de riego y las presas, mientras que incrementan la producción del cultivo y desarrollo del suministro del agua, también incrementan la exposición al agua contaminada. Además, las fuentes de agua estancada propician un medio favorable para la sobrevivencia de los caracoles huésped, un componente crítico para la diseminación contínua de la enfermedad.

Los trabajadores adultos en áreas rurales, empleados en el comercio agrícola o de pesca en agua dulce, se encuentran en gran riesgo de esquistosomiasis. Además, con frecuencia la enfermedad infecta a niños menores de 14 años, causando deterioro en los patrones de crecimiento y reduciendo su capacidad intelectual. Se ha reportado que en el Noreste de Brasil, que la capacidad de trabajo de la población rural se ha visto seriamente reducida debido a la debilidad y letargo producido por la enfermedad. La seriedad de las infecciones de Esquistosoma puede no ser reconocida, ya que muchos de los efectos adversos ocurren más tarde en la vida. Por lo tanto, una relación causal hacia la enfermedad puede no ser inferida.

Beneficio de la enfermedad? Recientemente, algunos reportes han señalado que las infecciones de esquistosomiasis se correlacionan con un decremento en el desarrollo de alergias en los niños.2 En particular, las infecciones en la vida temprana parecen reducir el riesgo de alergias posteriormente, hasta 70%. Los investigadores mostraron que los niños infectados tenían niveles más altos de interleukin-10, una proteína del sistema inmunológico, la cual se cree que ayuda a controlar la respuesta alérgica a los estímulos del medio ambiente. Este descubrimiento promete ayudar al entendimiento y desarrollo de las terapias alérgicas pero no indica que las infecciones parasíticas "le hagan bien a uno".

Estrategias de control De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), la esquistosomiasis se encuentra poco reconocida por el personal de salud y las autoridades, debido en parte, a la sintomatología no específica de la enfermedad. Aún si se reconoce la enfermedad por el individuo infectado, los procedimientos de diagnóstico pueden no llevarse a cabo por los profesionales de la salud, lo que resulta en falta de in

Fuente:
       
Productos Relacionados

Presencia de Aguamarket en Países como:

Chile Argentina Bolivia Colombia Costa Rica Cuba Ecuador El Salvador España Guatemala Honduras Mexico Nicaragua Panama Paraguay Perú Puerto Rico Republica Dominicana Uruguay Venezuela Francia Brasil Estados Unidos Canada Belice