Prevencion de riesgos y seguridad

09/06/2009

Importancia de la prevención

La siniestralidad laboral es uno de los problemas más graves de nuestro mercado laboral. Por esto es tan importante la Prevención de Riesgos Laborales. Para dar una idea de la gravedad del problema, según los datos de la Agencia Europea para la Seguridad y salud en el Trabajo cada año en la Unión Europea se registran 151.300 muertes anuales por accidentes y enfermedades laborales.

El objetivo genérico de la Prevención de Riesgos Laborales es proteger al trabajador /a de los riesgos que se derivan de su trabajo; por tanto, una buena actuación en Prevención de Riesgos Laborales implica evitar o minimizar las causas de los accidentes y de las enfermedades derivadas del trabajo. Esto debe conseguirse, en primer lugar, fomentando (primero en los/as responsables de las empresas y después en todos/as los/as trabajadores/as) una auténtica cultura preventiva, que debe tener su reflejo en la planificación de la prevención desde el momento inicial.

Cómo gestionar la prevención

Para llevar a cabo esta planificación es necesario desarrollar un proceso que tiene varias etapas, la primera de las cuales es la evaluación inicial de los riesgos inherentes a los puestos de trabajo que hay en la empresa; esta revisión de partida, y su actualización periódica, conducen al desarrollo de medidas de acción preventiva adecuadas a la naturaleza de los riesgos detectados, así como al control de la efectividad de dichas medidas. Todo ello debe ir, además, acompañado de un proceso permanente de información y formación a los trabajadores y trabajadoras para que conozcan el alcance real de los riesgos derivados de sus puestos de trabajo y la forma de prevenirlos y evitarlos.

Es fundamental que la Prevención de Riesgos Laborales se integre en la gestión general de la empresa como una dimensión más de la misma. Las organizaciones deben dar una importancia equivalente a lograr un alto nivel en la gestión de la Prevención de Riesgos Laborales que a otros factores que se consideran tradicionalmente fundamentales de la actividad empresarial. Para ello, es preciso que se adopten criterios bien definidos y estructurados para la identificación, la evaluación y el control de los riesgos laborales.

Se trata, en definitiva, de conseguir una integración de la prevención de riesgos en la gestión de la empresa, buscando concretar la misma en la promoción y la protección efectiva de la seguridad y salud de cada trabajador o trabajadora. El objetivo no es únicamente, por ejemplo, mejorar la formación en seguridad del personal de la empresa, sino garantizar, para cada persona, la formación y la información adecuadas sobre los riesgos que entraña su puesto de trabajo, y la adaptación de sus características psicofísicas a las del puesto de trabajo que tiene asignado.

La planificación de la prevención debe seguir un proceso estructurado en varias etapas. El ámbito de aplicación de dicha prevención y el alcance de la misma depende de las características de cada empresa (su actividad productiva y, en consecuencia, los riesgos potenciales de sus puestos de trabajo, etc.), pero la metodología que ha de seguirse se materializa en los llamados Sistemas de Gestión de Prevención de Riesgos Laborales.

El Plan de Prevención

El Plan de Prevención es el instrumento para gestionar adecuadamente la política de prevención de una empresa. Debe contener como mínimo lo siguiente:

• La estructura organizativa, las responsabilidades, las prácticas, los procedimientos, los procesos y los recursos necesarios para llevar a cabo la política de prevención de la empresa.

• La documentación necesaria, en forma de procedimientos e instrucciones aplicables.

• La implantación de dichos procedimientos e instrucciones en la empresa, teniendo en cuenta la existencia de las normas existentes y de obligado cumplimiento.

Sectores con mayor riesgo y la aparición de nuevos riesgos

Sectores como la construcción, la agricultura, el transporte y el sector sanitario presentan un riesgo de accidente laboral superior a la media.

También se detecta que determinadas enfermedades ligadas a los trastornos musculares y al estrés van en aumento. De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que en 2020 la depresión, que es hoy la cuarta causa de incapacidad laboral, se convertirá en el principal motivo de baja. Se alerta igualmente de que la naturaleza de los riesgos profesionales cambia al ritmo que lo hace la innovación tecnológica y aparece, por ejemplo, la violencia en el trabajo o el acoso sexual y moral.

 

Fuente: "Aguamarket"

Fuente:
       
Productos Relacionados

Presencia de Aguamarket en Países como:

Chile Argentina Bolivia Colombia Costa Rica Cuba Ecuador El Salvador España Guatemala Honduras Mexico Nicaragua Panama Paraguay Perú Puerto Rico Republica Dominicana Uruguay Venezuela Francia Brasil Estados Unidos Canada Belice