Productos quimicos empleados en desinfeccion y mantenimiento Parte I

27/01/2010

El agua de las piscinas, al igual que todos los medios húmedos, constituye el mejor caldo de cultivo para multitud de microorganismos, virus, bacterias y hongos, que pueden producir infecciones en la piel y las mucosas, así como en los aparatos respiratorio y digestivo de las personas. La mayoría de estos procesos tienen su origen en la contaminación que producen los propios bañistas junto con la deficiente desinfección de las aguas. A continuación se describen los productos químicos más utilizados en las piscinas:

Desinfectantes

Los desinfectantes son productos químicos que se añaden a la piscina para el tratamiento sistemático del agua. Tienen como finalidad la eliminación de microorganismos patógenos para evitar los riesgos de contaminación biológica. Los productos de desinfección autorizados más utilizados son los productos clorados, estabilizados y no estabilizados, y un grupo de productos no clorados empleados de manera alternativa al cloro, aunque éste raramente deja de usarse por completo. También va aumentando paulatinamente la utilización del ozono como desinfectante.

Desinfectantes clorados no estabilizados

Cloro gas

Es un gas de color amarillo verdoso, de olor sofocante e irritante. Disuelto en agua, forma el equilibrio siguiente:

Cloro + agua = ácido hipocloroso + ácido clorhídrico

Presenta una acción muy irritante sobre los ojos y las vías respiratorias, ya que en contacto con la humedad forma ácido clorhídrico.

Hipoclorito sódico

Es una solución acuosa de color amarillo suave, con olor clásico a lejía y tacto jabonoso. Reacciona con el agua de la siguiente forma:

Hipoclorito sódico + agua = ácido hipocloroso + hidróxido sódico

Es un producto irritante de ojos, piel y tracto respiratorio; el contacto prolongado o repetido puede producir sensibilización de la piel.

Su uso regular aumenta el pH del agua y se descompone con el calor, lo que debe tenerse en cuenta porque aumenta su consumo.

Hipoclorito cálcico

Es un producto sólido blanco en forma de gránulos y pastillas, con olor a cloro. En el agua reacciona de la siguiente forma:

Hipoclorito cálcico + agua = ácido hipocloroso + hidróxido cálcico

Es un producto muy corrosivo y puede provocar quemaduras. Su uso regular aumenta la dureza y el pH; es muy estable y si se almacena correctamente se asegura su estabilidad hasta dos años.

Dicloroisocianurato sódico

Es un producto en forma de gránulos blancos con olor a cloro; en el agua reacciona de la siguiente forma:

Dicloroisocianurato sódico + agua = ácido hipocloroso + ácido isocianúrico

Es un producto irritante en contacto con los ojos y las vías respiratorias.

Acido tricloroisocianúrico

Se presenta en polvo, granulado y en pastillas blancas con olor a cloro. Reacciona con el agua de la siguiente forma:

Ácido tricloroisocianúrico + agua = ácido hipocloroso + ácido isocianúrico

Es un producto irritante en contacto con los ojos y las vías respiratorias.

Desinfectantes no clorados

Clorhidrato de polihexametileno biguanida

Es un líquido inodoro; su acción bactericida se basa en la aglutinación de las proteínas solubles de las bacterias. Su poder bactericida no depende del pH del agua y su uso regular tampoco lo modifica. 

 +Ver segunda parte

Fuente: Aguamarket

Fuente: Aguamarket
       
Productos Relacionados

Presencia de Aguamarket en Países como:

Chile Argentina Bolivia Colombia Costa Rica Cuba Ecuador El Salvador España Guatemala Honduras Mexico Nicaragua Panama Paraguay Perú Puerto Rico Republica Dominicana Uruguay Venezuela Francia Brasil Estados Unidos Canada Belice