EXPERIENCIA HOLANDESA AL SERVICO DEL MUNDO

30/04/2010

EXPERIENCIA HOLANDESA AL SERVICO DEL MUNDO

Diversas empresas holandesas de ingeniería realizan proyectos a nivel mundial con un objetivo común: sacar provecho del agua y evitar que ésta genere algún tipo de desastre. Las alternativas son variadas, algunas ya están operando en Chile y otras podrían comenzar a aplicarse.

Andrés Pérez-Cotapos
Aunque Holanda no tiene terremotos y sus registros históricos tampoco exhiben maremotos, el país cuenta con una larga y efectiva tradición en el manejo de aguas.
Muchas de sus empresas de ingeniería y megaconstrucciones han asesorado a gobiernos y empresas privadas que se han visto afectados por maremotos e inundaciones. Vivir en un delta de cuatro grandes ríos convirtió a los holandeses en conocedores del agua.
Así, en tecnología de aguas y deltas están a la cabeza en el mundo. Para enfrentarse al peligro de inundaciones del Rin, el Maas, el Schelde y el Eems, y la amenaza secular del mar del Norte, los holandeses construyeron los primeros diques en la Edad Media.
La tragedia de 1953, la watersnoodramp, en la que una gigantesca inundación mató a miles de personas y arrasó tierras de cultivo y pueblos enteros, dio origen la construcción de diversos deltas. Un sistema de unos 2.400 kilómetros de diques primarios y 300 construcciones.
En todo el planeta, de las 10 oficinas de consultoría más avanzadas en el área de aguas, cuatro son holandesas: DHV, Witteveen+Bos, Arcadis y Royal Haskoning. Son ellas las encargadas de suministrar su experiencia en megaproyectos para la defensa de la costa de Nueva Orleans en Estados Unidos y el aeropuerto internacional de Hong Kong, ubicado en medio del mar. A ellos se suman proyectos similares en Yakarta, Indonesia, y Sochi, Rusia.

Presencia en Chile
En el caso de Arcadis, la cercanía con Chile es más directa y se refiere específicamente a la evaluación de daños estructurales. Posteriormente al terremoto realizó en terreno una evaluación y diagnóstico de la gestión de manejo de escombros de las regiones VII y VIII. Producto de esta acción se emitió un completo documento con algunas ideas de cómo optimizar la gestión de escombros y desechos producida por el terremoto.
Este documento fue entregado al comité de emergencia creado por el gobierno y colaboró en algunas de las pautas de emergencia y de reconstrucción que se están emprendiendo.
La empresa holandesa también realizó la evaluación estructural del puente Juan Pablo II en Concepción con miras a su potencial reparación. A las obras anteriores se añade la inspección estructural de los edificios fiscales en Concepción, cuyos detallados informes de daños también fueron entregados a las autoridades competentes. Todas estas actividades fueron aportadas por Arcadis Chile, sin ningún costo para el Estado.
Adicionalmente, la empresa holandesa está trabajando en conjunto con el MOP para realizar la revisión de diseños de rehabilitación del terminal de pasajeros del aeropuerto de Santiago, la conservación, rehabilitación y reparación de la torre de control del mismo terminal aéreo y la inspección de embalses medios y pequeños por encargo de la Dirección General de Aguas.
Otra empresa que está presente en Chile es Deltares. Esta cuenta con un sistema llamado Delft-FEWS. Se trata de un mecanismo de interface abierta para realizar pronósticos y alertas tempranas. Comenzó como un sistema para prevenir inundaciones (Flood Early Warning System) y ha llegado a convertirse rápidamente en el estándar mundial de sistemas de pronóstico de este tipo de desastres naturales. Sin embargo, en la actualidad las aplicaciones de Delft-FEWS son diversas, las que demuestran su gran flexibilidad.
Algunas de estas aplicaciones abarcan los temas de estabilidad de estructuras, manejo de reservorios, pronóstico de calidad de agua (por ejemplo, crecimiento explosivo de algas tóxicas, pronóstico de sequías y también pronóstico de marejadas y maremotos).
El reciente terremoto y posterior maremoto ha puesto a prueba los sistemas de alerta temprana en Chile. Según señalan en Deltares, el Delft-FEWS puede apoyar el Sistema Nacional de Alarma de Maremotos que existe en nuestro país. Delft-FEWS permitiría integrar (en línea) los sistemas de información que actualmente se utilizan, ya sea información proveniente de sensores sísmicos y redes de estaciones de nivel del mar como también información proveniente de otros centros, servicios y redes de investigación nacionales e internacionales (por ejemplo, Pacific Tsunami Warning Center).
La integración de esta información puede combinarse con una modelación hidrodinámica de maremotos precisa, robusta y computacionalmente eficiente para desarrollar un sistema de alerta temprana más avanzado que entregue una respuesta efectiva en el tiempo necesario en que las autoridades tienen que tomar las decisiones, diseminar la alerta temprana y evacuar a la población.
Este sistema ya se usa exitosamente en diversos países del mundo.

Casas flotantes

Pero Holanda no sólo le ha ganado su lucha al mar a través de las megaestructuras. Hace algunos años, diversas empresas constructoras y de arquitectos de este país se han dado a la tarea de construir casas flotantes levantadas sobre pilotes.
Lo anterior debido a que por su ubicación geográfica las costas holandesas serían las primeras en sufrir la entrada del mar en las próximas décadas debido al cambio climático.
Dura Vermeer, una de las principales constructoras del país, levantó una manzana de viviendas flotantes en Maasbommel, a orillas del río Maas. Si se produce una inundación o el nivel de las aguas aumenta, las casas y sus cimientos flotarán. Aunque todavía no se han tenido que poner a prueba, las predicciones sobre cambio climático apuntan a que este río se inundará cada doce años.
Sus responsables subrayan que no se trata de barcos, sino de auténticas viviendas anfibias diseñadas como si estuvieran en el suelo. En este sentido, la flexibilidad del sistema de cañerías permitirá que la vivienda, en caso de ponerse a flote, siga conectada tanto a la corriente eléctrica como al alcantarillado, incluso en movimiento.
La compañía posee también con proyectos en los que las casas, además de emerger, también pueden moverse. Para ello, proponen la construcción de puertos especiales para estas viviendas, que podrían desplazarse por el río para llegar a un determinado lugar de la ciudad.
Por su parte, la firma Waterstudio es otro de los baluartes de esta arquitectura flotante. Sus responsables también han ideado diversos proyectos, entre los que se propone que no sólo flote la casa, sino también la piscina o el jardín.
Asimismo, Ecoboot es una iniciativa de un grupo de visionarios holandeses que pronostican que los problemas de espacio en las ciudades y el cambio climático harán que vivir en el mar no sea una idea tan mala en los próximos años, para lo que presentan modelos de ciudades flotantes futuristas.
Un atractivo común en estos proyectos de viviendas es que todas ellas tienen hermosos diseños.

Fuente:EL MERCURIO

Fuente: El Mercurio
       

Presencia de Aguamarket en Países como:

ChileArgentinaBoliviaColombiaCosta RicaCubaEcuadorEl SalvadorEspañaGuatemalaHondurasMexicoNicaraguaPanamaParaguayPerú Puerto Rico Republica Dominicana Uruguay Venezuela Francia Brasil Estados Unidos Canada Belice