America Latina necesita reformar las politicas publicas de explotacion y de uso del agua

(22 abril de 2005) En América Latina y el Caribe, casi 80 millones de personas carecen de servicios de agua potable y unos 120 millones de servicios de saneamiento, situación que se ve cada día más agravada por una creciente contaminación hídrica que alcanza niveles alarmantes. A pesar de los abundantes recursos que posee la región (28% de las reservas hídricas mundiales), algunos países se encuentran en estado de "estrés hídrico", es decir, que su disponibildad de agua no es suficiente en relación con su población. Por lo tanto, resulta una necesidad para los países de la región enfocarse en la conservación del patrimonio natural gracias a una gestión integral de éste.

Éstas son algunas de las conclusiones de un trabajo de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe ( CEPAL ), titulado El desarrollo productivo basado en la explotación de los recursos naturales , de Fernando Sánchez Albavera , Director de la División de Recursos Naturales e Infraestructura de la CEPAL . En él se muestra una visión general de la disponibilidad y explotación de los recursos naturales en los países de América Latina y el Caribe. El autor presenta, entre otros, los problemas de los recursos hídricos y las preocupaciones que deberían abarcar las políticas públicas. También propone reformas y nuevos enfoques para una mejora de la situación.

El estudio plantea los conceptos relacionados con el desarrollo productivo, definiendo el patrimonio mundial y las ventajas naturales (la tierra, los bosques, el agua, los recursos minero-energéticos entre otras). El desarrollo productivo y sustentable depende de los procesos tecnológicos que se aplican sobre el patrimonio. Para los recursos hídricos, el autor propone una gestión integrada, la cual supone la gerencia y el aprovechamiento coordinado del agua, de la tierra y de los otros recursos relacionados: la meta de tal gestión es maximizar el bienestar social y económico de manera equitativa, respetando la sustentabilidad de los ecosistemas.

Fernando Sánchez Albavera se enfoca en la situación hídrica de la región, subrayando que la disponibilidad y la calidad del agua están afectadas de manera creciente por distintos factores como el crecimiento demográfico, la creciente urbanización o la expansión de la industria. La contaminación del agua tiene consecuencias tanto en la salud como en la competitividad de las empresas (por ejemplo, el bajo nivel de tratamiento de las aguas servidas no sólo afecta el consumo humano sino también el uso necesario para la industria).

El estudio plantea la necesidad de mejorar la gestión de los recursos hídiricos presentando los problemas de las políticas públicas existentes. Las reformas sobre la gestión del agua tienen muchas disparidades según los países de la región. Pocos países han adpotado reformas, las legislaciones son más bien obsoletas o inapropiadas.

El autor sugiere superar la fragmentación de estas políticas con una visión más global. Insiste sobre el hecho de que la resolución de los problemas no sólo radica en mayores inversiones sino que también requiere una mejor gestión de la demanda. Propone distintas formas de integración para la gestión que deberían abarcar las políticas públicas (tanto el plano jurídico, organizacional, económico, social, científico y tecnológico, educacional, cultural).

Naciones Unidas celebra a partir de este año el Decenio Internacional para la Acción, "El agua, fuente de vida" (2005 - 2015).

Fuente:
       

Presencia de Aguamarket en Países como:

ChileArgentinaBoliviaColombiaCosta RicaCubaEcuadorEl SalvadorEspañaGuatemalaHondurasMexicoNicaraguaPanamaParaguayPerú Puerto Rico Republica Dominicana Uruguay Venezuela Francia Brasil Estados Unidos Canada Belice