Racionalidad Economica de las Perdidas de Agua

31/07/2002

Los analistas del sector de agua y los especialistas de los organismos internacionales suelen encontrar en el agua no contabilizada que presentan muchas de las empresas de los países subdesarrollados la principal causa de todos los males, especialmente de la baja capacidad financiera de estas empresas. Así, suelen hacerse cuentas alegres de cuantos ingresos adicionales obtendría la empresa si redujera el supuestamente exagerado nivel de pérdidas que presenta actualmente un nivel de cero pérdidas. En Colombia, se ha llegado al extremo de multiplicar el volumen de agua no contabilizada por su precio promedio de venta, para estimar las ganancias que las empresas del sector podrían obtener si no perdieran tanta agua. En este trabajo se mostrará que si bien puede ser irracional perder un gran volumen de agua igualmente puede (y suele) ser irracional pretender reducir las pérdidas por debajo de los niveles vigentes en muchas de las ciudades latinoamericanas, especialmente aquellas que gozan de una gran capacidad de oferta en sus fuentes y en sus sistemas de tratamiento, frente a la demanda que enfrentan. De manera general se denomina pérdida a la diferencia entre el agua producida y el agua facturada.Sin embargo, agua producida en un término un poco ambiguo ya que si bien se suele relacionar con agua tratada en algunos casos puede incluir agua cruda. Y es que producida se refiere al hecho que al agua captada se le ha añadido algún valor con el proceso productivo, el cual puede ser sencillamente su conducción o transporte, como se hace en la regiones áridas de España, donde el agua se transporta por grandes distancias cruda y solo se trata cerca de sus lugares de consumo. En estos casos, el agua que se pierde en la conducción es relevante y debe ser tenida en cuenta en la evaluación de las pérdidas. De otro lado, el agua que se utiliza para el lavado de filtros y tanques, dentro del proceso se producción normalmente es agua tratada y casi siempre (dependiendo del punto de localización de los macromedidores) contabilizada como producida, de forma tal que será registrada como pérdida, al momento de hacer los cálculos correspondientes. 3. Que explica las Pérdidas de Agua

Las causas de las pérdidas las podemos clasificar en técnicas y comerciales. Denominamos pérdidas técnicas a aquellas que, como su nombre lo indica, se originan en problemas de carácter técnico o en forma más clara en problemas de ingeniería, diseño o desgaste de los sistemas de abastecimiento, como son el autoconsumo, la submedición y las fugas. Del otro lado, denominamos pérdidas comerciales a aquellas que se originan en deficiencias en el manejo de los sistemas de información comercial de las empresas, es decir por subregistro de los usuarios del servicio. 3.1 Pérdidas técnicas 3.1.1 Perdida por Autoconsumo

Se denomina autoconsumo el agua que utiliza la propia empresa para lavar filtros de las plantas de tratamiento y la limpieza de los tanques de almacenamiento. En la medida que esta puede ser un agua producida (por cuanto suele ser tratada) y es usada por la propia empresa, entonces nunca llegará a ser facturada a usuario alguno, por tanto suele ser contabilizada como agua no contabilizada. Aquí vale la pena decir que en algunos sistemas o ciudades, el volumen de agua de autoconsumo no es considerada como producida ni pérdida mientras que en otros es parte integral del agua producida. Por tanto dos empresas que utilizan el mismo volumen de agua para autoconsumo y que pierden igual volumen en sus redes de distribución pueden presentar un índice de pérdidas diferente explicado exclusivamente por diferencias en la forma de contabilizar el autoconsumo.

3.1.2 Perdida por Submedición

Es el agua consumida por los usuarios medidos que no puede ser factura por cuanto ella no es registra por el medidor del usuario. Esto puede suceder por cuanto la calidad metrológica del medidor no registra los consumos a bajo caudal o porque el medidor ha perdido precisión con el paso del tiempo o directamente por que el medidor se traba (especialmente por causa de sólidos suspendidos en el agua) y deja de registrar el consumo.

3.1.3 Pérdida por Fugas

Las pérdidas por fugas es el volumen de agua que aunque inyectado a las redes de distribución no llega a ser consumida por los usuarios ya sea por que se filtra a la superficie desde los tanques de almacenamiento o directamente desde las redes de conducción y distribución. 3.2 Pérdidas comerciales 3.2.1 Usuarios no medidos con consumo mayor al estimado

En muchas ciudades del mundo no existe medición individual para cada uno de los inmuebles servidos, de forma tal que la empresa no conoce en realidad el consumo real de los usuarios sino que les factura con base en una estimación o aforo de consumo. Puesto que los datos que sirvieron para esas estimaciones suelen ser datos de fechas remotas, en la práctica el usuario no medido puede estar teniendo consumos muchos mayores a los cobrados. En algunas ciudades, como Buenos Aires o Londres, al usuario no se le cobra en función del consumo sino con base en otros parámetros que solo sirven para estimar el consumo indirectamente (como área de la vivienda), de forma tal que la pérdida que la ciudad presenta es en realidad un dato completamente incierto ya que el consumo del usuario no está ni siquiera siendo estimado.

3.2.2 Usuarios no registrados

Además de los usuarios registrados en su catastro, ya sean medidos o no medidos, las empresas pueden tener una cantidad importante de usuarios no registrados, ya sea que se han conectado ilegalmente o sencillamente que la empresa, por problemas en su sistema de registro o facturación, no los tiene debidamente registrados. 4. Costos y beneficios de reducir las pérdidas

No debe existir duda que reducir las pérdidas tiene beneficios para las empresas, pero tampoco debe existir duda que reducir las pérdidas tiene costos. Por tanto no son relevantes solo uno de esos rubros sino que, como en toda actuación empresarial, personal o Estatal, son importantes tanto los beneficios como los costos. Solo en la medida que los primeros sean mayores que los segundos (con el alcance que uno quiera darle al análisis) será deseable un programa de reducción de pérdidas. Si el beneficio neto del programa (es decir la diferencia entre beneficios y costos) no es positivo, llevarlo a cabo es un error. Veamos a continuación los dos principales efectos, en términos de beneficios y costos de la reducción de pérdidas. 4.1 Dejar de perder agua puede no significar ingresos adicionales

Las pérdidas de carácter comercial así como las pérdidas por submedición significan agua que la empresa está produciendo y que algún usuario sin pagar el precio correspondiente- está consumiendo. En principio, cuando la empresa adelanta un programa con el cual detecta estos usuarios tendrá automáticamente un incremento en sus ingresos, ya que pasa a facturar una cantidad mayor del agua que ya está produciendo. Es decir, que sin aumentar su producción logrará facturar una mayor cantidad de agua. Sin embargo, no existe una relación de igualdad entre el agua que el usuario está dejando de pagar y el incremento en ingresos que la empresa obtendrá al descubrir ese consumo fraudulento. La razón que explica esta asimetría es que cuando el usuario no paga por el agua (es decir, antes de que lo detecten) su co

Fuente:
       

Presencia de Aguamarket en Países como:

ChileArgentinaBoliviaColombiaCosta RicaCubaEcuadorEl SalvadorEspañaGuatemalaHondurasMexicoNicaraguaPanamaParaguayPerú Puerto Rico Republica Dominicana Uruguay Venezuela Francia Brasil Estados Unidos Canada Belice