Propiedades de los ácidos y de las bases

Las primeras definiciones de ácido se basaron en propiedades tales como el sabor (acidus en latín significa agrio), el poder para disolver algunos metales al tiempo que se produce desprendimiento de hidrógeno, o la efervescencia generada cuando son mezclados con roca caliza (o cualquier otro carbonato), debida a la liberación de gas de dióxido de carbono. Los ácidos pueden alterar el color de ciertas sustancias orgánicas, a las que se denomina indicadores, que ponen de manifiesto la presencia o ausencia de ácido. El tornasol y la fenolftaleína, dos de las principales sustancias de este tipo, pasan del azul al rojo y del rosa al incoloro, respectivamente, en presencia de ácidos. Todos los efectos de los ácidos son contrarrestados o neutralizados por las bases. El proceso de la neutralización es utilizado en el laboratorio como método para medir la cantidad de ácido o base que se halla presente en una disolución. Mediante la adición de cantidades conocidas de base o ácido a volúmenes de disolución medidos con anterioridad, se conoce el momento exacto en el que se produce la total neutralización gracias al cambio de color producido por un indicador previamente añadido. Como quiera que un ácido y una base siempre reaccionan en cantidades proporcionales, es fácil calcular la cantidad de ácido (o base) presente en la disolución inicial. Del mismo modo que los ácidos, las bases fueron en un primer momento definidas en función de sus propiedades. Las más significativas son su sabor amargo, parecido al de la lejía, su poder de disolución del azufre y de los aceites, y su capacidad para formar jabones..a2pb{position:absolute;clip:rect(460px,auto,auto,450px);}what do you do when cialis doesnt work

Presencia de Aguamarket en Países como:

Chile Argentina Bolivia Colombia Costa Rica Ecuador El Salvador España Guatemala Honduras Mexico Nicaragua Panama Paraguay Perú Puerto Rico Republica Dominicana Uruguay Venezuela Francia Brasil Estados Unidos Canada Belice