Ecosistemas forestales

Además de proporcionar alimentos, madera, leña, agua de beber y de riego, forraje, productos no maderables y recursos genéticos, los ecosistemas forestales remueven contaminadores atmosféricos y emiten oxígeno, realizan el ciclo de nutrientes, proveen hábitat para los seres humanos y para la fauna silvestre, matienen funciones de cuenca y de biodiversidad, fijan carbono atmosférico, suministran empleo, moderan los extremos e impactos climáticos, generan suelo, proporcionan escenarios de recreación y contribuyen a la belleza estética. Un ecosistema es un sistema natural que está formado por un conjunto de organismos vivos (biocenosis) y el medio físico donde se relacionan (biotopo). Un ecosistema es una unidad compuesta de organismos interdependientes que comparten el mismo hábitat. Los ecosistemas suelen formar una serie de cadenas que muestran la interdependencia de los organismos dentro del sistema.1 El concepto, que comenzó a desarrollarse entre 1920 y 1930, tiene en cuenta las complejas interacciones entre los organismos (por ejemplo plantas, animales, bacterias, protistas y hongos) que forman la comunidad (biocenosis) y los flujos de energía y materiales que la atraviesan.1 2

Presencia de Aguamarket en Países como:

Chile Argentina Bolivia Colombia Costa Rica Ecuador El Salvador España Guatemala Honduras Mexico Nicaragua Panama Paraguay Perú Puerto Rico Republica Dominicana Uruguay Venezuela Francia Brasil Estados Unidos Canada Belice