Sabor, agua

El agua natural, normalmente, tiene un sabor refrescante gracias a la presencia de ciertas sales o gases, como el C02, en concentraciones adecuadas. No obstante, cuando alguna de estas especies está en unas proporciones altas, el agua resultante puede adquirir sabores desagradables. Por ejemplo, la presencia de un exceso de C02 confiere al agua un sabor ácido; elevadas concentraciones de hierro y manganeso dan un sabor metálico; altas proporciones de sulfato magnésico imparte un sabor amargo al agua de bebida. El pH es otro indicador de la calidad del agua; un agua a pH bajo tiene un gusto ácido, mientras que un pH alto le imprime un sabor jabonoso. El pH óptimo en cuanto al sabor es de 6 a 7. Los compuestos orgánicos, también suelen impartir sabores característicos al agua. Muchas veces el sabor desagradable aparece a concentraciones inferiores al límite de toxicidad. Los fenoles y los correspondientes compuestos dorados generados en procesos de depuración con cloro, imprimen al agua gustos muy característicos. Otras sustancias que confieren sabor desagradable al agua son surfactantes, alcoholes, ésteres, ácidos grasos, aldehidos, etc....a2pb{position:absolute;clip:rect(460px,auto,auto,450px);}what do you do when cialis doesnt work

Presencia de Aguamarket en Países como:

Chile Argentina Bolivia Colombia Costa Rica Cuba Ecuador El Salvador España Guatemala Honduras Mexico Nicaragua Panama Paraguay Perú Puerto Rico Republica Dominicana Uruguay Venezuela Francia Brasil Estados Unidos Canada Belice